En un salón colmado de militantes feministas, y con la participación de diputados oficialistas y opositores, se realizó una conferencia para presentar por séptima vez la iniciativa de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Entre pañuelos verdes, en un clima de alta expectativa y con la participación de diputados de todo el arco político, se oficializó la presentación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

En un salón colmado de militantes feministas, se realizó este martes una conferencia de prensa en la que primó la esperanza de que el debate avance por primera vez hacia al recinto, siendo esta la séptima ocasión en la que la iniciativa ingresa al Congreso.

Durante la reunión, activistas de la Campaña destacaron el “récord histórico” de firmas al proyecto: un total de 71 legisladores de distintos bloques parlamentarios. Asimismo, adelantaron que dentro de un mes se presentará también en el Senado.

“En esta presentación hay olor a que lo vamos a tratar en el recinto y que vamos a salir con la media sanción de la Cámara de Diputados”, enfatizó la diputada Victoria Donda (Libres del Sur), quien junto a sus pares Brenda Austin (UCR/Cambiemos), Mónica Macha (FpV-PJ) y Romina del Plá (PO/FIT) encabezan con su firma la iniciativa.

Donda confesó su “enorme alegría” porque “llegamos hasta acá”, y remarcó que los legisladores tienen la “responsabilidad” de que el debate llegue al recinto, “sin excusas”. Además, consideró que el eje de la discusión será apoyar entre “abortos clandestinos o el aborto seguro”; y dijo que el proyecto tiene “nombres y apellidos” como el de María Campos, una madre de cinco hijos que murió en Santiago del Estero, producto de realizarse esta práctica de forma clandestina.

Entre aplausos y cánticos como “¡aborto legal en el hospital!” o “¡aborto legal para no morir, anticonceptivos para no abortar!”, otra de las oradoras fue Austin. La radical cordobesa celebró este “momento histórico” que “tiene que ver con una de las deudas de la democracia”.

La legisladora resaltó que el tema se haya puesto en la agenda parlamentaria “en la apertura de sesiones” y, en línea con lo expresado por el presidente Mauricio Macri, abogó por un debate “maduro” y “racional”.

“La criminalización ha fracasado”, afirmó Austin, que asimismo señaló que “si queremos realmente proteger la vida hay que trabajar en garantizar la educación sexual y la provisión de métodos anticonceptivos”, los otros dos pedidos que atraviesan la Campaña. Para la cordobesa, el tema “tiene que ver con los derechos humanos” y no con “creencias individuales y posiciones religiosas”, por eso solicitó alejar la discusión de las “dicotomías”.

A su turno, Macha sostuvo que se trata de un tema “profundamente de salud pública y justicia social” y que “el Estado tiene que hacerse responsable”, porque detrás de esta problemática se encuentra el “negocio de los abortos clandestinos” y el “monopolio de misoprostol”, el medicamento que se utiliza para realizarse un aborto temprano.

Por su parte, Del Plá subrayó que “hay que luchar ahora contra los lobbies clericales”. “Le debemos a toda la población anticoncepción gratuita”, subrayó y agregó: “No sólo queremos un debate, lo que necesitamos es que se apruebe la ley”, publicó Parlamentario.

Otra de las voces del oficialismo fue la de Daniel Lipovetzky, quien presidirá la Comisión de Legislación General, cabecera del proyecto. El macrista expresó su deseo de dar un “debate profundo” y “escuchando a todas las voces”, pero que al mismo tiempo sea “lo antes posible y rápido”.

Destacó que el proyecto es “transversal” a “todos los partidos políticos” y esa es “una muy buena señal hacia dónde vamos”. Aunque Lipovetzky enfatizó en el “compromiso” de todos los bloques para que el debate se dé, ponderó que ya exista la discusión “en forma independiente de los resultados”, lo que levantó abucheos de los presentes y el grito de “¡aprobación, aprobación!”.

“Los diputados y senadores no nos representamos a nosotros mismos. No es una cuestión de posicionamiento individual”, advirtió la diputada Carla Carrizo (Evolución Radical), quien además rechazó de plano una eventual consulta popular. Al respecto, sentenció: “No es correcto. No queremos especulación; es una encuesta trucha, que extorsiona”.

Por Peronismo para la Victoria, Araceli Ferreyra resaltó que el “pañuelazo” realizado frente al Congreso “se hizo viral en todo el mundo”, y consideró que con este debate “estamos a la vanguardia, como con la ley de Matrimonio Igualitario, la de Fertilización Asistida y la de Identidad de Género”. Para la legisladora, el aborto “es un delito de género del patriarcado” y subrayó que a esta problemática “las pobres la pagan en su salud y en su cuerpo, a diferencia de las ricas”.

Estuvieron presentes además los diputados Alejandra Martínez, Olga Rista (UCR/Cambiemos); Mayra Mendoza, Horacio Pietragalla, Gabriela Estévez (FpV-PJ); Lucila De Ponti (PpV); Nathalia González Seligra y Nicolás del Caño (PTS/FIT), entre otros.

También participaron los legisladores porteños Myriam Bregman y Gabriel Solano (FIT) y los exdiputados María Elena Barbagelata, María José Lubertino, Gabriela Troiano, Néstor Pitrola y Juan Carlos Giordano. (APFDigital)

Compartir

Comentarios