Sólo 20 minutos fueron suficientes para que el maestro de la acordeón realizara un espactáculo que la gente percibió como si estuviera sentada en un teatro.

Noche de lujo para el cierre del año 2016 y el Escenario Ernesto Montiel lujosamente vestido abrazó a uno de los mejores acordeonistas a nivel mundial.

Raúl Barboza con su virtuosismo en la ejecución del acordeón cautivó a los espectadores con la jerarquía de un grande 

Compartir

Comentarios