El Tribunal Federal Oral Nº 4 lo encontró "partícipe necesario" del delito de defraudación contra la administración pública.

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido fue condenado esta tarde a cinco años y ocho meses de prisión e inhabilitación especial perpetua por la tragedia ferroviaria de Once, en la que murieron 51 personas el 22 de febrero de 2012. El ex funcionario está detenido en el penal de Marcos Paz desde fines del año pasado por otras causas de corrupción, y ésta se convierte en su primera condena.

La decisión fue tomada por el Tribunal Federal Oral Nº 4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñíguez y Ana María D’Alessio, que lo encontró responsable del delito de defraudación contra la administración pública. El Tribunal decidió absolver al ex ministro de Planificación Federal por el estrago culposo.

“Sé claramente dónde estoy y el motivo. Es una decisión política del presidente Macri expresada claramente en la apertura legislativa en 2016, pidiendo meses más tarde de manera pública mi detención, junto a su ministro de Justicia y alguna diputada, con la que hoy mantiene una disputa pública por el mismo tema de la prisión preventiva", afirmó De Vido en videoconferencia desde el penal de Marcos Paz.

Esta es la primera condena que recae sobre el ex funcionario kirchnerista, quien tendrá que afrontar otras causas judiciales. En febrero comenzará el juicio oral por las irregularidades en la obra pública que recibió el empresario Lázaro Báez. Además, De Vido tiene otro proceso oral por la compra de trenes chatarra a España y Portugal y forma parte de los señalados por la causa de los cuadernos.

 

Compartir

Comentarios