Se formalizó este jueves, en el Ministerio de Trabajo, el ámbito paritario atinente a la cuestión de vivienda para el sector docente, con participación del Gobierno y los gremios. Los sindicatos demandaron un nuevo plan por otras mil unidades habitacionales.

En el Ministerio de Trabajo de la provincia se abrió este jueves  la paritaria de viviendas para docentes, con participación del Gobierno y los sindicatos docentes Agmer y AMET. La instancia se estableció a partir de una convocatoria a los representantes docentes que cursó el ministro de Educación, Eduardo Lauritto, el viernes pasado.

Por Agmer, concurrieron  a la reunión el secretario General Fabián Peccín; el Adjunto, Alejandro Bernasconi, la secretaria de Acción Social, María Teresa Guerra; el secretario de Organización, César Pibernus; y Francisco Aisburu, de la unidad coordinadora de viviendas de Agmer. De AMET, en tanto, asistió el secretario General, Hugo de Bueno.

El Gobierno estuvo representado por el ministro de Educación, Eduardo Lauritto; el presidente del IAPV, Oscar Marelli; la titular del CGE, Claudia Vallori; y el contador del organismo, Néstor Griffoni, entre otros funcionarios. La audiencia estuvo presidida por el secretario de Trabajo, Aníbal Brugna.

En ese ámbito, desde el Gobierno se repasó lo ya concretado en materia de viviendas para el sector de trabajadores de la educación, destacando que está en pleno desarrollo el plan de 1.000 viviendas para docentes contemplado en el acuerdo paritario que se firmó en 2012. Según señalaron, hay 448 viviendas en obra y 77 fueron entregadas. Mientras que el resto están en diferentes etapas del proceso de inicio de obra, pero ya fueron licitadas, por lo que sólo resta licitar 79 viviendas para completar las mil.

Desde Agmer, el Secretario General valoró lo alcanzado, así como “la posibilidad de abordar la problemática de viviendas en el marco paritario. No obstante, planteó la necesidad de construir más viviendas para los docentes y sus familias, en virtud de la necesidad que en tal sentido persiste en distintas localidades de la provincia y demandó un nuevo plan por otras mil viviendas”.
Asimismo, ambos sindicatos coincidieron en plantear la continuidad de la Unidad Coordinadora para la Vivienda, incorporada en el acuerdo paritario anterior, que permite a los representantes sindicales participar en la ejecución, control y seguimiento de lo acordado.

La demanda de los sindicatos fue recepcionada y será analizada por el Gobierno, aunque anticiparon sus representantes que existe voluntad de llegar a un nuevo acuerdo para la construcción de más unidades habitacionales para el sector. La cantidad de viviendas que contemplaría un nuevo acuerdo se precisará en la próxima audiencia, que quedó fijada para el 11 de noviembre, a las 10, en el mismo ámbito. (APFDigital)

Compartir

Comentarios