Dirigentes sindicales afirmaron que esto exacerba los conflictos.

Los empleados públicos de Entre Ríos, tanto de la administración pública central, salud y educación, cuestionan duramente al gobierno Provincial por la falta de pago del medio aguinaldo y la ausencia de voluntad política para recomponer el salario ante la escalada inflacionaria.

La situación de los trabajadores estatales entrerrianos “es muy complicada en la provincia, porque los sueldos son muy bajos y la inflación sigue avanzando despiadadamente sobre el poder adquisitivo”, dijo el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Concepción del Uruguay, Oscar Muntes, quien apuntó que “es necesaria una urgente recomposición que dignifique al trabajador”.

En ese sentido, Muntes consideró “como lamentable” el estado de las paritarias con el Ejecutivo, ya que explicó que los únicos que ponen el cuerpo y sostienen las negociaciones son los docentes “quienes marcan el camino, ya que las conducciones de los gremios que representan a los otros sectores manifiestan abiertamente su connivencia y subordinación a la patronal”.

En ese marco, la secretaria de Jubilados de la Comisión Directiva Central de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) por la minoría Rojo y Negro, Alejandra Gervasoni, recordó que desde el sindicato se denuncia desde hace tiempo en la prensa que Entre Ríos “no está en buenas condiciones económicas”, ya que explicó que “el cronograma de pago de los salarios se prolonga hasta el 15 de cada mes y ahora no hay fecha para abonar el medio aguinaldo, mientras que en otras provincias ya se pagó”.

La dilación es considerada por Gervasoni como algo “aberrante”, ya que recordó que el medio aguinaldo es un derecho garantizado por las Leyes que dicta el Estado pero, además,  comentó ese dinero que antes utilizaba el asalariado para darse un gusto ahora se usa para pagar deudas porque los salarios están por debajo de lo que necesita un trabajador para vivir bien”.

“Esto deja a las claras que el gobierno de la provincia no tiene intenciones de mejorar la calidad de vida de sus trabajadores en general”, opinó la referente provincial, quien advirtió que esta decisión impacta sobre las políticas educativas, de salud y otras áreas. Precisamente, en educación la ausencia de cronograma para el medio aguinaldo, la falta de respuestas a una recuperación del salario y pago en negro del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) “evidencia que al gobierno no le interesan los gurises entrerrianos, ya que ponen en riesgo el normal desarrollo del segundo semestre del ciclo lectivo”

Compartir

Comentarios