El patentamiento de autos 0 km sufrió en junio la primera baja interanual en dos años, al registrar un descenso del 18,2 por ciento frente a igual período de 2017, informó este lunes que la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Pese a este dato negativo, la venta de vehículos completó un primer semestre récord. El número de autos patentados en el sexto mes del año fue de 64.140, lo que muestra una caída en la comparación con el mismo mes de 2017, ya que en junio del año pasado se habían resgistrado 78.396 unidades.

También la baja es del 17,2 por ciento en meses consecutivos ya que en mayo de este año se habían patentado 77.417 unidades.

De esta forma, el acumulado del primer semestre del año asciende a 500.500, que mantiene un crecimiento del 10,4 por ciento comparado con el mismo período de 2017 en el que se había registrado 453.463 vehículos. De todos modos, en el sector anticipan un complejo segundo semestre con un marcado retroceso en las ventas.

"Las cifras nos enfrentan a la paradoja de que finalizamos el mejor primer semestre de la historia, superando al del 2013 por 500 unidades, pero con un mercado que se está cayendo. Vemos un descenso en la comparación interanual con junio de 2017 y también desacelerándose con respecto a mayo", dijo Dante Álvarez, presidente de Acara, según publicó Ámbito.

Explicó que esta coyuntura se explica principalmente por dos grandes factores: "El primero, el impacto que la devaluación de la moneda ha tenido, con un fuerte aumento en el precio de los vehículos, especialmente el de los importados que son el 73 por ciento de los patentamientos mensuales".

El segundo -prosiguió- "está relacionado a la estrepitosa caída de la financiación bancaria, por el aumento de las tasas de interés, que la ha reducido prácticamente a cero, algo que a nuestro sector complica de sobremanera. Además los concesionarios tenemos hoy un nivel de stock que es el más alto de la historia, debido a la gran oferta de modelos, y a una demanda que se ha vuelto escasa y selectiva, y es algo que tenemos la necesidad imperiosa de solucionar".

"Habrá que ver qué mercado tendremos en la segunda mitad del año pero lo que es seguro es que será con cifras sensiblemente inferiores. En este contexto urge atender el acoso impositivo, principalmente en algunas provincias y municipios, que debe ser analizado para que podamos tener operaciones con márgenes básicos de rentabilidad y asegurar nuestra subsistencia", dijo Álvarez.

 

Compartir

Comentarios