Organizaciones gremiales, sociales, estudiantiles y políticas agrupadas en la Multisectorial marcharon este miércoles por la tarde hacia la Casa de Gobierno en rechazo a las reformas que instrumenta el Gobierno nacional y en homenaje a las víctimas del 19 y 20 de diciembre en Paraná • “Lamentablemente volvemos a los días oscuros y grises de la Argentina”, expresó a APFDigital el secretario general de ATE, Oscar Muntes · “José Daniel Rodríguez, Romina Iturain y Eloísa Paniagua, presentes ahora y siempre”, dijeron los manifestantes a viva voz en la Plaza Mansilla

La marcha salió de la plaza 20 de diciembre en el Parque Nuevo de Paraná y llegó a la Casa de Gobierno, donde se congregaron las organizaciones gremiales, sociales, estudiantiles y políticas agrupadas en la Multisectorial.

Lamentablemente volvemos  a estos días oscuros y grises de la Argentina; los que pensábamos que no íbamos a volver a vivir”, destacó Oscar Muntes para resaltar luego: “Estamos en un momento muy difícil de la República Argentina”.

En este sentido, consideró que “nuestra provincia no es ajena a esta realidad; hoy en un día de conmemoración de lo que sucedió hace 16 años, el país está atravesando situaciones muy complejas, muy difíciles donde los trabajadores estamos nuevamente expuestos a los ajustes, en este caso los jubilados”, analizó el dirigente en declaraciones a esta Agencia.

Ahora vienen por todos trabajadores con la reforma laboral”, advirtió frente a lo cual pidió “seguir tomando conciencia”.

“A pesar de la burocracia sindical y del pacto de gobernabilidad de los Gobernadores con Macri, el pueblo sigue resistiendo en la calle”, afirmó. Y sobre la unidad de los sectores que se evidencia ahora a través de las acciones conjuntas, admitió que era algo que “hace más de 15 años no podían lograr”.

“Ante la diversidad supimos superar todos los inconvenientes y nuevamente nos encontramos todos juntos en la calle marchando”, destacó. “Superamos esa instancia en beneficio del pueblo y en eso tenemos que trabajar todos juntos”, marcó.

Tras ubicarse los presentes en la explanada de la Casa Gris, tres referentes leyeron el documento conjunto que se transcribe en parte a continuación.

 

 


· El documento

“Otra vez y especialmente este 20 de diciembre, a dieciséis años de aquellos  acontecimientos que ya forman parte de la historia reciente, volvemos a recordar esas jornadas y, en ellas,  a nuestros más de 30 asesinados en todo el país, principalmente al compañero militante de la Corriente Clasista y Combativa, José Daniel Rodríguez,  a las casi niñas Romina Iturain y Eloísa Paniagua y al coprovinciano también militante social Pocho Lepratti caído en Rosario. No es casualidad, casi todos eran jóvenes que estaban en la mejor de las edades, y  hoy son nuestros mártires que homenajeamos en el recuerdo. Pero este homenaje, en este especial aniversario, nos reafirma en la convicción de que ellos continúan siendo  los faros que iluminan las causas populares, junto a otros miles de caídos con la que se forma la historia dura y sufrida de los pueblos, que nos empujan a mantener las banderas de los ideales en alto para proseguir la lucha individual y colectiva por las necesidades populares. Es lamentable pero estas muertes, que evidentemente no importan a los poderosos,  casi todas  están impunes o solo hay condenas en general insignificantes en los eslabones menores de la cadena de mando policial".

"De los responsables políticos ni hablar, la mayoría ni siquiera  fueron juzgados como ocurrió en Entre Ríos con el que entonces fuera Gobernador, su Ministro  de Gobierno y su Jefe de Policía, estamos hablando de Sergio Montiel, Enrique Carbó y Victoriano Ojeda. Aquellos días de diciembre de 2.001 han dejado en la memoria colectiva enseñanzas que están grabadas a fuego, que no se nos olvidan y que nos hablan del valor de la organización y la lucha, podemos decir sin temor a equivocarnos que fue la primera vez en la historia de la patria que un gobierno fue sacado debido a la  movilización popular, por ajustador, entreguista y hambreador. En este diciembre de 2017 cobra especial significación el aniversario del Argentinazo del 2.001. Hoy enfrentamos a un gobierno que intenta imponer un tridente de leyes, referidas a lo previsional, fiscal y laboral, bajo la mentira de lograr mayor y mejor empleo atentando contra conquistas populares históricas en beneficio de las clases dominantes. Para aplicar este paquete de medidas antiobreras y antipopulares, el gobierno apeló a una fuerte militarización que viene siendo resistida heroicamente en las calles por el pueblo movilizado: con un protagonismo central de la clase trabajadora, que en muchos casos, desbordó a sus conducciones entreguistas".

"La mayoría de la cúpula de la CGT y de sindicatos clave, que llegaron al colmo de elaborar junto al gobierno el proyecto de “reforma” laboral, ha convocado a medidas aisladas y tardías para descomprimir más que para organizar la lucha. En contra de las reformas y en repudio a la represión, en varias ciudades se volvieron a escue volvieron a escuchar los cacerolazos que ya se han convertido en una tradición de protesta en el país. El gobierno de Bordet ha avalado este ataque con la firma del Pacto Fiscal,  la sanción de un presupuesto de ajuste para el 2018, la adecuación a la reforma tributaria y la adhesión a Ley de ART.  En este marco,  sus legisladores dieron quórum y votaron junto a Cambiemos la vergonzosa reforma previsional en el Congreso vallado y con el pueblo expulsado a palos, postas de goma y gases. Los legisladores por Entre Ríos Kunath, Guastavino, Cresto y Bahílo coincidieron en la postura ajustadora de De Angeli, Benedetti, Fregonese, Lacoste, Gayol y Montfort".

"La dura represión ejercida en las protestas frente al Congreso de la Nación es las continuidad de la política general del gobierno macrista que ya se expresó en la criminalinalización y persecución de los pueblos originarios que se cobró las vidas de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, la irrupción ilegal de las fuerzas de seguridad en las univerdidades nacionales, la intensificación de la criminalización a luchadores sociales y populares,  el despliegue de la policía en los conflictos obreros, la militarización de las barriadas populares con la excusa del combate al narcotráfico y el protocolo de Persecusión al Colectivo LGTBIQ de la Ciudad de Buenos Aires entre otros. La masiva resistencia popular en las calles de los últimos días protagonizados por trabajadores  desocupados, jubilados y desocupados, organizaciones sociales y territoriales, movimiento de mujeres y otros actores reivindica la memoria colectiva y demuestra que en Argentina nada es igual después de la gesta popular del 2.001". 

"Por eso a 16 años del argentinazo, desde esta multisectorial afirmamos  y exigimos:  El Repudio  el paquete de leyes antiobreras y antipopulares de reforma laboral, previsional y fiscal. Rechazo a la adhesión de la provincia al acuerdo de Consenso Fiscal. Basta de flexibilización laboral y despidos. Pase a planta y estabilidad inmediata para todos los trabajadores precarizados. Repudiamos la adhesión de la Provincia a la ley nacional de ART".

"Defensa del sistema previsional solidario,  universal y móvil y del 82%. No al aumento de la edad jubilatoria. La caja provincial no se toca. Defensa de las garantías constitucionales individuales y colectivas. No a la cobertura universal de salud. Creación de un sistema de salud único que garantice el pleno acceso a la salud integral, gratuita, universal y de calidad a toda la población. Exigimos presupuesto suficiente para educación universal y gratuita al servicio del pueblo en todos los niveles. No al plan Maestro. No al cierre de profesorados e institutos. No a la suspensión del Fondo Económico de Incentivo a  la Cultura, las Artes y las Ciencias en el presupuesto municipal 2018. Defensa de la industria nacional y los puestos laborales. Declaración de la emergencia en violencia de género con presupuesto real". (APFDigital)

 

Compartir

Comentarios