POLITICA

22 de agosto de 2016

Asume la nueva CGT con fuertes críticas al Gobierno: "El hambre no espera"

Carlos Acuña, integrante del nuevo triunvirato, pidió respuestas del Ejecutivo. El cambio de autoridades marca la reunificación del gremialismo y la salida de tres históricos: Moyano, Caló y Barrionuevo.

Tras casi dos años de negociaciones, la CGT concretará este lunes su reunificación con la elección de un triunvirato que integrarán los dirigentesJuan Carlos SchmidHéctor Daer y Carlos Acuña. Por otra parte, los sectores de la central que encabezan Gerónimo "Momo" Venegas y Omar Viviani decidieron mantenerse al margen por diferencias internas.

Acuña, representante de los trabajadores de estaciones de servicio, fue muy crítico del gobierno de Cambiemos antes de asumir formalmente el cargo. En diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, aseguró: "El Gobierno tiene que revertir esta situación porque el hambre no espera; los despidos tampoco".

"Se está creando una situación difícil y complicada y el Gobierno tiene que empezar a dar respuestas", agregó el gremialista, quien pese a las críticas aclaró que aún no es momento de hablar de paros, sino de plantearle al Poder Ejecutivo los problemas que afectan los intereses de los trabajadores.

El congreso normalizador cegetista en el que se realizarán las elecciones que consagrarán a la nueva conducción tripartita se llevará a cabo desde las 9 en el estadio Obras Sanitarias del barrio porteño de Núñez.

Allí, un total de 2.122 congresales de 213 gremios estará en condiciones de votar, aunque se espera una presencia algo inferior debido a los sectores de la CGT que resolvieron no asistir y de esa forma no participarán de la reunificación.

Una conducción negociada

Los referentes de las tres CGT acordaron que la nueva conducción se mantenga durante el período 2016-2020. "El triunvirato es para los cuatro años completos", confirmó Antonio Caló, uno de los secretarios generales salientes.

Semanas atrás, Schmid había planteado que el triunvirato debía ser por un año y que luego debía quedar un secretario general, pero finalmente primó la decisión de mantenerlo el mandato completo, para evitar una nueva interna dentro de doce meses.

Luego de varios meses de gestiones para alcanzar una delicada unidad tras años de enfrentamientos, los dirigentes cegetistas resolvieron posponer para 2020 la discusión para consagrar a un único conductor.

Cabe recordar que la última experiencia de un triunvirato, el que integraron en 2003 Hugo Moyano, José Luis Lingeri y Susana Rueda, nunca logró funcionar como tal: a sólo doce meses de ser presentado dejó de existir y el camionero quedó como único secretario general.

El congreso de este lunes estará presidido por los tres secretarios generales salientes: Caló, Moyano y Luis Barrionuevo.

En primer lugar se conformarán las comisiones y luego, para poder consagrar el triunvirato, se procederá a votar la modificación temporaria del estatuto de la CGT que establece que la central debe estar conducida por un secretario general.

Por último, quedará conformada la Junta Electoral y se realizará la votación en favor de la conducción tripartita, mientras que el cierre será con discursos de los tres integrantes.

También se elegirán a los dirigentes que ocuparán las más de 30 Secretarías que forman parte del esquema de conducción. En los días posteriores a la asunción del triunvirato se espera que haya una audiencia con el presidente Mauricio Macri para presentar la nueva conducción.

Luego se realizará la primera reunión del Consejo Directivo, en la que se seguirá trabajando en la agenda de reclamos al Gobierno, con el pedido de la actualización del Impuesto a las Ganancias y la preocupación por la pérdida de empleo a la cabeza.

Si bien la CGT reunificada ya planteó fuertes críticas a las políticas del Gobierno, la última vez a través de un duro documento titulado "De mal en peor", los miembros del triunvirato advirtieron que no está previsto en el corto plazo la convocatoria a un paro nacional.

Por qué Venegas y Viviani no participarán

El sector de gremios que comanda Venegas, titular de UATRE, rechaza una conducción que no sea de un sólo secretario general y confirmó que no formará parte de la CGT reunificada. Quienes asistirán al congreso consideran que la decisión del titular del gremio de peones rurales, hombre cercano a Macri, se trata de un guiño al Gobierno.

El grupo de gremios del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), liderado por Viviani (Taxis) e integrado por algunos sindicatos de peso como la Unión Ferroviaria (UF) y el SMATA, también ratificó que no irá al congreso. Este sector también pretendía que hubiera un solo secretario general, por lo que se mantendrá al margen.

El MASA señala que los referentes de las tres CGT se negaron a discutir un proyecto sindical que elaboraron con propuestas para los distintos sectores de la economía. En la CGT alegan que el grupo se bajó porque no habría conseguido los lugares que deseaba en la conducción de la central.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios