Lunes 18 de Octubre de 2021

Hoy es Lunes 18 de Octubre de 2021 y son las 21:07 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

POLITICA

16 de agosto de 2016

¿Cuánto aumentarán las tarifas en 2017?

AUNQUE LA CORTE ACOMPAÑE AL GOBIERNO EL PRÓXIMO AÑO, SE NECESITARÁN NUEVAS SUBAS TARIFARIAS Hoy el foco está en la Justicia. Sin embargo, se soslaya lo que aún falta ajustar para cumplir las metas fiscales de 2017.

A pesar de las idas y vueltas con el tema tarifario, este año el gasto nominal en subsidios económicos será prácticamente el mismo que el de 2015. Se estima en aproximadamente unos $250.000 millones. Claro que esto será así, siempre y cuando la Justicia resuelva el entuerto tarifario a favor del Gobierno. De lo contrario, el panorama fiscal se deteriorará aún más, o bien exigirá firmes decisiones presupuestarias.

Sin embargo, Gobierno, analistas, consumidores, y empresas parecen soslayar que los números fiscales aún requieren de nuevos ajustes tarifarios si es que el Palacio de Hacienda todavía aspira a las metas de déficit anunciadas. Más allá de suspicacias y definiciones políticas de cómo se distribuye el ajuste, lo cierto es que por ejemplo en electricidad el gasto en subsidios suma unos $120.000 millones, en gas otros $40.000 millones (gracias a la baja del precio del petróleo), en transporte otros $70.000 millones y otros $20.000 millones corresponden a AySA y otras empresas públicas.

Al analizar cómo quedó el marco general luego de los últimos ajustes, se observa que el caso de la electricidad es el más atrasado todavía. De acuerdo con estimaciones privadas, el porcentaje del costo real de generación eléctrica que es facturado y pagado por los consumidores pasó del 15% al 34% este año. El resto es subsidio. Se trata de una ecuación muy similar a la que había en 2007/2008. Es decir, el Estado se hace cargo de dos tercios del costo de generación y el consumidor, de un tercio. Basta imaginar el clima social cuando se quiera volver a ajustar la tarifa, por ejemplo, llevar la ecuación al revés, o sea, que el Estado subsidie un tercio y el consumidor pague dos tercios. Es decir que para mantener los subsidios constantes en 2017 las tarifas deberían duplicarse.

En el gas, el caso que más se ha "sincerado", según la jerga oficial, el costo que está a cargo del consumidor va del 70% al 85% según se resuelva el conflicto judicial. Antes del tope del 400% la tarifa cubría el 85% del costo de abastecimiento y con el tope la cobertura cae al 70%/75%. De modo que en 2017 el ajuste tarifario debería ser de entre 20% y 30%, en dólares. Mientras que en el transporte el tema está aún a mitad de camino. Luego del fuerte aumento del boleto, el costo real de transportar se calcula en $14 promedio cuando el pasaje promedio ronda los $7. O sea, el próximo año el boleto tendría que aumentar 50%. En el tema del agua todo indicaría que ya se cumplió el objetivo, en pos de acelerar el plan de obras, de modo que el próximo año el ajuste tendría sólo que acompañar a la inflación.

Todo esto entrará a jugar en un verano caliente y previo a las paritarias, con un Gobierno que querrá cumplir la meta de déficit primario de $360.000 millones que ya algunos analistas proyectan por encima de los $450.000 millones para 2017.

COMPARTIR:

Comentarios