POLITICA   18 de julio de 2016

Junto al río Uruguay, la UCR empieza a alejarse de Macri

En Concordia (el nombre verdadero es San Antonio de Padua de la Concordia), Entre Ríos, ocurrió el lanzamiento de una línea interna de la UCR local, apoyada por una gran mayoría de dirigentes y por la mitad de los intendentes de Cambiemos. El nuevo sector procura asumir la conducción provincial y trabajar para que el radicalismo encabece las fórmulas en las elecciones de 2017 y 2019. La intención busca frenar las aspiraciones del PRO que según se conoció en los últimos días también pretende lo mismo. Los radicales entrerrianos creen que los continuos errores del gobierno nacional y del macrismo entrerriano están dilapidando la imagen de Cambiemos no permitiéndoles aprovechar el gran desgaste del peronismo.

Un amplio sector de la UCR entrerriana lanzó formalmente este sábado 16/07 en la ciudad de Concordia, la candidatura del dirigente Marcelo López para que presida el centenario partido en la provincia que en octubre va a elecciones para renovar autoridades. El nuevo agrupamiento radical tiene como objetivos más importantes sacar a la corriente Illía de la conducción del partido, a la que acusan de haber dejado a la UCR sin candidato a gobernador en 2015, y al mismo tiempo trabajar para postular candidatos radicales que encabecen las fórmulas en las elecciones de 2017 y 2019 y así frenar las aspiraciones del ministro del Interior,Rogelio Frigerio, líder del Pro entrerriano.

En los últimos días se conoció que Frigerio condicionará con seguir dentro del frente Cambiemos siempre que en las elecciones de medio término del próximo año el primer lugar de la lista de candidatos para diputados nacionales sea para el Pro, al igual que el 3ro. y el 5to., lo que dejaría solo dos lugares para la UCR. Según trascendió, Frigerio, salvo un pedido explícito del presidente Mauricio Macri, no quiere ser candidato en 2017, pero pretende que el primer lugar sea para el PRO entrerriano. En ese sentido el ministro señala al dirigente concordiense Eduardo Caminal, designado hace muy poco como integrante de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), para que encabece la lista de diputados nacionales.

Los radicales saben también que Frigerio mantiene lazos con dirigentes locales del Frente Renovador y con otros sectores del peronismo entrerriano como alternativa ante un desplante del radicalismo. Incluso hasta se comenta un posible acuerdo con el gobernador Bordet, con quien ha estrechado lazos muy firmes y que, según los radicales, van más allá de ser solo para permitir la gobernabilidad.

En el comunicado enviado a los medios de prensa, los integrantes de este nuevo espacio radical, anuncian que se redactó un documento donde aseguran que con López en la presidencia de la UCR se enfrentarán las elecciones legislativas del año que viene con la “fortaleza y convicción de ser protagonista, lo que constituye un primer paso hacia 2019 en que un radical encabece una fórmula para el triunfo hacia una nueva etapa”, a la vez que plantean “cumplir claramente con las funciones de oposición y control del gobierno que la ciudadanía nos legó en la pasada elección” afirmando que “un radicalismo fortalecido, hará una mejor contribución al Frente Cambiemos del cual somos parte”.

También se informó que fueron 10 los intendentes que participaron del encuentro dando su apoyo a la candidatura de López, entre ellos el alcalde de Paraná, pero aseguran que en los próximos días serán muchos más los que se sumarán. Dieron el apoyo también los legisladores provinciales Raymundo Kisser y Ricardo Troncoso y representantes de todos los departamentos de la provincia.

Los radicales entrerrianos piensan que los continuos errores del gobierno nacional están desgastando la imagen de Cambiemos más allá de lo tolerable lo cual no les permitiría, al menos en Entre Ríos, aprovechar la tremenda debacle en que ha caído el peronismo. Si bien la idea es “fortalecer” a Cambiemos, los principales dirigentes de este nuevo espacio sostienen que ello se logrará solo si se marcan los errores con claridad y se trabaja fuertemente en la búsqueda permanente de consensos.

“Si el PRO continúa con las idas y venidas, si no se afianza territorialmente en toda la provincia como un partido realmente comprometido con la sociedad y no solo con los intereses de algunos dirigentes con ambiciones desmedidas, será muy difícil poder fortalecer nuestro frente para enfrentar las elecciones del 2017”, comentan los radicales, cada día más desencantados con las actitudes de los pocos dirigentes del macrismo entrerriano que responden a Frigerio y que solo se sostienen por esa cercanía al ministro. Por eso para muchos de ellos ha comenzado la hora de buscar alternativas para dar respuestas a una sociedad, que como ellos, comienza también a dar signos de desencanto.

Por su parte los dirigentes de la corriente Illía, principal aliada del PRO y a la que pertenecen la mayoría de los diputados provinciales y nacionales de la UCR entrerriana y conserva más de la mitad de los intendentes que fueron elegidos en 2015 por Cambiemos, aunque se vieron sorprendidos por el respaldo que algunos dirigentes que eran sus aliados le dieron a la candidatura de Marcelo López, se preparan para llevar adelante un importante acto con la presencia del presidente nacional del radicalismo, Ernesto Sanz, dentro de 10 días.

En ese encuentro piensan reafirmar su pertenencia a Cambiemos, pero también ha trascendido que habrá lugar para algunas críticas hacia sus socios entrerrianos del Pro, aunque en un tono más suave. Hay que recordar que el líder de esa línea, Atilio Benedetti, fue designado director de Banco Nación y que otros dirigentes de la misma fueron nombrados en lugares claves de la administración nacional.

El documento:

"Quienes Proponemos la Candidatura de Marcelo López al Comité Provincia Manifestamos: Lo mejor está por venir

La UCR de Entre Ríos como una vez más en su historia, afronta un tiempo de decisiones,  que como siempre nunca han sido fáciles.

Se avecina el recambio institucional de sus autoridades que tendrá la responsabilidad de encontrar el camino de  la historia de este centenario partido.

La situación actual nos ha llevado a perder protagonismo e identidad en el seno de la sociedad entrerriana.

Este desafío de recuperar las banderas históricas, y ponernos ante el afiliado y por ende ante  la sociedad como una alternativa de poder y así conducir los destinos de la provincia.

Provincia que reclama transparencia, capacidad de gestión, educación,  justicia, seguridad, desarrollo económico, salud, mejores perspectivas para miles de jóvenes que ven un futuro incierto.

La conducción del partido a nivel provincial  –y los hombres y mujeres que la representen- debe estar a la altura de estos desafíos, que son grandes y variados; la próxima gestión deberá dedicarse a instrumentar los medios necesarios para que un radicalismo unido encuentre vigor e identidad en su propuesta. Los objetivos de mediano y largo plazo deben aportar claridad y firmeza para su rol en el presente: cumplir claramente con las funciones de oposición y control del gobierno que la ciudadanía nos legó en la pasada elección.

Un radicalismo fortalecido, hará una mejor contribución al Frente Cambiemos del cual somos parte

Pero también decidimos encarar los desafíos de más allá: El 2017 está cerca y encontrará a la UCR entrerriana con la fortaleza y la convicción de ser protagonista, lo que constituye un primer paso hacia 2019 en que un radical encabece una fórmula para el triunfo hacia una nueva etapa. Somos radicales y hacemos radicalismo. Seremos protagonistas. Lo mejor está por venir. ¡Adelante!".

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios