POLITICA   5 de julio de 2016

Bordet, en el lote de renovadores

El gobernador aparece en un grupo de mandatarios dispuesto a liderar la renovación partidaria. Cerca del entrerriano observan el proceso nacional. Los mensajes que ha dado el concordiense.

Enmarcarse en un grupo de renovadores puede prestarse a la confusión. No es, precisamente, pertenecer al Frente Renovador. La palabra renovación se repite con más énfasis en el seno del peronismo. En rigor, en el PJ, que preside hoy preside José Luis Gioja. 

Un grupo de gobernadores está dispuesto a hacer valer el peso territorial para renovar el Partido Justicialista, proceso que aparece como inevitable. 

Dos medios nacionales publicaron este domingo el nacimiento de un grupo renovador. Allí enrolaron a Gustavo Bordet. También aparecen Juan Manzur (Tucumán), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja), Roxana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manuel Urtubey (Salta). En una de las publicaciones se dijo que se trataba de una “mesa paralela” a la conducción de Gioja. No es así, según dijeron a Página Política en Casa de Gobierno. 

El gobernador entrerriano no ha dado señales de participar activamente de alguna estrategia para sacarse la K de encima. Aunque sí ha expresado la voluntad de abrir las puertas del PJ a quienes se fueron. Esa ola expansiva, inimaginable en época de kirchnerismo, llegó hasta el Movimiento Evita. 

La apertura y la idea de que lo que se venía, en el peronismo, era otro proceso, Bordet lo expresó sin eufemismos. A pocos días de asumir recibió en Casa de Gobierno a Jorge Busti. En una entrevista en el programa Código Político, que conduce Julio Blank, se le preguntó si reconocía a Cristina Kirchner como “su jefa”. No respondió, pero el periodista decodificó el gesto del mandatario como uno no. Fue el 28 de enero. Bastante antes de CFK convocara a miles en Comodoro Py, a dónde no fue ningún mandatario. 

En esa ocasión uno de los presentes fue Sergio Urribarri, que luego llegó a la Secretaría General del Consejo Nacional del PJ como representante del kirchnerismo. 

Cerca de Bordet evitan hablar en términos de renovación o de deskirchnerización. Observan los movimientos en el PJ nacional con cierta distancia, pero con la certeza de que el peronismo ingresa en un proceso de recambio. Esto no lo adjudican a los casos de corrupción o de la televisación de las fechorías de la década pasada. Mientras tanto, en la provincia, se mide gestión y la imagen de algunos dirigentes. Nada nuevo en el laboratorio permanente de un gobernador.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios