Miércoles 21 de Abril de 2021

Hoy es Miércoles 21 de Abril de 2021 y son las 17:18 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

POLITICA

10 de mayo de 2016

El enojo con los sindicalistas: "Yo me voy, si quieren venir, vengan"

Mauricio Macri abandonó abruptamente una tensa reunión con los gremialistas, que no quisieron estar en el acto en el que se anunció un acuerdo con empresarios para evitar los despidos por 90 días. Faltazo de Hugo Moyano

La convocatoria instaba a un diálogo que, paradójicamente, se cortó de modo brusco... El Salón de los Científicos Argentinos de la Casa Rosada fue escenario de un encuentro de alto voltaje entre Mauricio Macri y los sindicalistas que acudieron al llamado presidencial.

En la previa del acto en el que se anunció un acuerdo con los empresarios para que no despidan personal por al menos 90 días, el jefe de Estado hizo un aparte para recibir a los referentes de los gremios e intentó convencerlos de que se mostraran alineados con el pacto, pero no lo consiguió y se retiró ofuscado.

"Yo me voy. Si quieren venir, vengan", bramó el Presidente, al advertir que la jugada y sus palabras no era suficientes para que las centrales obreras dejen de impulsar la sanción de la ley antidespidos que se trata en el Congreso. La ausencia de Hugo Moyano ya le había dado una señal clara.

El mandatario abandonó el salón de manera intempestiva y dejó al frente de la charla al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el vicejefe, Mario Quintana, quien se puso a leer el "Compromiso por el Empleo" ante la atenta mirada de Antonio Caló (UOM), el gastronómico Luis Barrionuevo, Gerardo Martínez (UOCRA), el petrolero Guillermo Pereyra, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos West Ocampo (Sanidad), Armando Cavalieri (Comercio), Roberto Fernández (UTA), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), el ferroviario Omar Maturano y Oscar Mangone (Trabajadores del Gas).

  Presidencia de la Nación

Ninguno de ellos pareció intimidado por el malhumor del Presidente; de hecho, se mantuvieron firmes en su decisión de no participar del acto y luego dejaron en claro que el "compromiso" de no cesantear personal es positivo, pero no ofrece las garantías que daría una ley antidespidos como la que ya avaló el Senado.

"Nos leyeron el compromiso y quisieron que lo apoyáramos en dos minutos y sin discutirlo entre nosotros. Le dijimos a Macri que no podíamos hacerlo y se fue recaliente", confió un sindicalista al diario Clarín, minutos después del encuentro.

Algo similar recogió Ámbito Financiero de boca de Gerardo Martínez: "Celebramos la decisión del Gobierno, pero creemos que es desprolija y llega al menos dos meses tarde. Ojalá que los empresarios cumplan, pero no estamos en condiciones de decirles a los legisladores que frenen el debate parlamentario". Está claro, a Macri no le alcanzó para seducir a los sindicalistas, que siguen decididos a impulsar el proyecto de ley que propone prohibir los despidos por 180 días. La pelea sigue en el Congreso.

COMPARTIR:

Comentarios