Jueves 23 de Septiembre de 2021

Hoy es Jueves 23 de Septiembre de 2021 y son las 12:25 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

POLITICA

7 de julio de 2021

Falleció Carlos Reutemann se va uno de los primeros outsiders de la política argentina en democracia

El ex piloto de Fórmula 1 fue electo gobernador en septiembre de 1991, de la mano del primer gobierno de Carlos Menem. Su carrera deportiva y su popularidad le abrieron paso en la política.
Por María Clelia Sívori

El dos veces gobernador de Santa Fe y senador Carlos Reutemann, fallecido este miércoles a los 79 años, fue uno de los primeros outsiders de la política argentina que accedió a un puesto de poder por el voto popular, de la mano del primer gobierno de Carlos Menem, al comienzo de la década del '90.

Su carrera deportiva como piloto de Fórmula 1 y su popularidad le permitieron triunfar en las primeras elecciones para gobernador de Santa Fe en las que compitió, el 8 de septiembre de 1991, al imponerse con holgura el sublema que encabezaba frente a los demás sublemas del PJ, y la sumatoria de todos estos por sobre los votos del radical Horacio Usandizaga, que individualmente había sido el más votado.

 

La aprobación de Frondizi


Pese a que siempre se consideró a Menem su mentor político, el propio Reutemann afirmó que no recordaba con exactitud si el primer ofrecimiento para incursionar en política provino del riojano, o de quien en aquel momento era su vicepresidente, Eduardo Duhalde, aunque contó que antes de dar el sí recorrió cada uno de los departamentos de su provincia para palpar la opinión de los santafesinos.

En uno de los pocos reportajes que otorgó a lo largo de su vida política, en el año 2009, Reutemann reveló que en ese momento acudió a otro expresidente, Arturo Frondizi, para recibir orientación sobre si era acertado o no desembarcar en la arena política.

Sobre ese episodio, recordó que Frondizi lo recibió en su departamento de la calle Beruti y le respondió con una pregunta: "¿Y por qué no?".

Alentado por el expresidente que gobernó Argentina entre 1958 y 1962, el expiloto de Fórmula 1 y productor agropecuario solía decir que había ingresado al justicialismo como un independiente con orientación desarrollista más que como un peronista.

Además, no se sentía cómodo cuando se lo encasillaba junto a los outsiders de la política que eran considerados parte de la tropa reclutada por Menem, como el también deportista Daniel Scioli o el cantautor popular Ramón 'Palito' Ortega.

Su gestión


De convicciones invariables y hablar pausado, Reutemann asumió su primer mandato como gobernador el 11 de diciembre de 1991 y condujo Santa Fe hasta fines de 1995, cuando se anotó para competir por una banca en el Senado de la Nación en representación de su provincia.

El expiloto no llegó entonces a terminar su primer mandato en el Senado y se inscribió para ser nuevamente gobernador en 1999, cargo que ejerció hasta 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia de la Nación tras la crisis económica y social que desembocó en la caída de Fernando De la Rúa.

 

Su paso por el Senado


En tiempos de elecciones, Reutemann reconocía que el voto femenino le era mayoritariamente adverso -algo que se renovó en el último año con su rechazo a la ley promovida por el colectivo de mujeres para la interrupción voluntaria del embarazo- y admitía que no comulgaba tampoco con los sectores progresistas e intelectuales que lo cuestionaban, decía, con el argumento de que "hablaba poco".

En las casi 600 sesiones de la Cámara Alta que transcurrieron durante los cuatro mandatos de Reutemann como senador (de 1995 a 2001, aunque renunció en 1999 para asumir por segunda vez como gobernador, y en 2003-2009, 2009-2015 y 2015-2021), habló en el recinto media docena de veces, no más de 10 minutos en total.

También leyó intervenciones cortas, durante otros 20 minutos en unas 12 oportunidades. Eso fue todo, en 21 años.

 

Su rechazo a la candidatura presidencial


Su imagen de hombre parco también se acentuó después de que tras la caída de De la Rúa y la acefalía de poder, Duhalde le propuso que fuera candidato a presidente y recibir su apoyo, oferta que Reutemann rechazó sin brindar explicaciones públicas.

Años después, el excorredor contó que guardó silencio en ese momento porque Duhalde se lo pidió y dijo que "fue un invento de (Jorge) Lanata" el hecho de que su negativa se debía a que lo habían amenazado con revelar secretos de su vida privada.

Durante la etapa kirchnerista, sus cortocircuitos con el justicialismo se acrecentaron con el conflicto por las retenciones móviles de 2008 y su tensa relación con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de quien había sido compañero de banca en el Senado.

 

El apoyo a Macri


En 2015, el expiloto rompió su relación con el PJ tradicional al convertirse en uno de los primeros dirigentes de las provincias que apoyó públicamente la candidatura de Mauricio Macri para la Presidencia.

Desde entonces acompañó al PRO de Macri en cada una de sus votaciones en la Cámara Alta, ya en su cuarto mandato como senador, para el cual fue electo por Cambiemos.

 

Su carrera en la Fórmula 1


Hombre de campo además de deportista, Reutemann recordaba en sus entrevistas que iba a caballo a la escuela y que fue en el campo donde aprendió a manejar.

De su pasión por los autos nació su devoción por las carreras. Fue piloto de Fórmula 1 desde 1972 hasta 1982, donde compitió para los equipos Brabham, Ferrari, Lotus y Williams.

En la máxima categoría del automovilismo obtuvo 12 victorias, 45 podios y seis pole positions en 144 carreras, además de dos triunfos en carreras fuera de campeonato.

Aunque no le gustaban del todo las comparaciones, aceptaba que había "semejanzas entre la Fórmula Uno y la política: la competencia, la lucha por llegar y por mantenerse" pero también por lo que definía "como las serruchadas de piso".

Cuando repasaba los motivos por los que no había traído al país el título de campeón del mundo, Reutemann respondía que era muy creyente y que, cerca del retiro de su carrera deportiva, él tenía la sensación de que Dios le decía 'hasta acá llegaste, esto no te lo dejo porque ya sería demasiado'".

COMPARTIR:

Comentarios