NACIONALES  11 de marzo de 2019

Omar Gutiérrez, el gobernador que apostó a la otra grieta para lograr su reelección

El mandatario buscó diferenciarse de los postulantes de Cambiemos y el kirchnerismo al tildarlos de “delegados de proyectos centralistas”.
En un país en el que tanto Gobierno como oposición apuestan a la polarización, Omar Gutiérrez no solo logró la reelección a gobernador en Neuquén, sino que rompió esquemas y estrategias electorales de los dos grandes partidos que se disputan la Presidencia. Y lo hizo con su propia "grieta": la de provincia-Nación.

Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), se impuso con amplitud sobre el candidato kirchnerista, Ramón Rioseco, y el de Cambiemos, Horacio "Pechi" Quiroga, y obtuvo la renovación de su mandato. De ese modo, perpetuó el poder de su partido al frente de la provincia que ya lleva 57 años de gestión, sólo interrumpida por intervalos dictatoriales.

De acuerdo con los datos oficiales del escrutinio el postulante del MPN, escrutadas el 98,27 por ciento de las mesas, obtuvo el 39,92 por ciento de los votos y se alzó con la victoria. Tras conocerse los datos del escrutinio provisorio, el gobernador reelecto sentenció: "Es el día en el cual ganó Neuquén. Ocho de cada diez neuquinos le dijeron sí a la democracia en Neuquén". "Llevamos 60 años aproximadamente trabajando en equipo en esta alegría de estar unidos. Hemos ido transformando los destinos de nuestra provincia con los valores de la lealtad y la autonomía", agregó.

Gutiérrez tuvo que superar varios obstáculos para mantener su cargo. Primero, debió ganar la interna del partido a su vicegobernador, Rolando Figueroa, el 25 de noviembre. En esa ocasión, su lista se impuso por el 62% de los votos. Tras su victoria, su excompañero de fórmula decidió apoyarlo y no presentar su propia lista para no favorecer a los postulantes de Cambiemos y el kirchnerismo.

En los comicios, los primeros del país dado que la provincia no tuvo Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el actual gobernador debía medirse contra ocho contrincantes. Asimismo, se contaba con la presión de que los resultados que se obtuvieran sirvieran de análisis temprano para las elecciones de octubre.

Durante la campaña apostó por la grieta, pero no la que existe entre Cambiemos y el kirchnerismo, sino entre la provincia y Nación. Por eso su discurso giró en torno a "defender la libertad, independencia y autonomía por el futuro de los hijos de todos en Neuquén”. Asimsimo, tildó a sus competidores de “delegados de proyectos centralistas”.

Pese a ello, el mandatario siempre supo cultivar una buena relación con la Casa Rosada. A lo largo de su primer mandato se reunió varias veces con el presidente Mauricio Macri, la última en enero en el Country Cumelén donde el jefe de Estado estaba de vacaciones junto a su familia.

Su perfil. Gutiérrez hizo la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional del Comahue. En el año 2005 fue nombrado presidente del Banco Provincia de Neuquén, cargo que retuvo hasta el año 2011, cuando fue convocado por el entonces gobernador, Jorge Sapag, para liderar el ministerio de Economía en su segundo mandato.

Durante esos cuatro año se ganó la confianza de Sapag, quien lo ungió como su candidato para los comicios de 2015, en las que cosechó el 40,5% de los votos, y se ubicó a más de 10 puntos del segundo postulante. B.D.N. C. P.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios