Los ministros del máximo tribunal solicitaron modificar partidas presupuestarias para otorgar la suba. En el año, los judiciales alcanzaron una recomposición de 40 por ciento.

La Corte Suprema de Justicia decidió otorgar un aumento salarial a todos los trabajadores del Poder Judicial. Para ello, cumplió con el formalismo de solicitarle al jefe de Gabinete, Marcos Peña, una modificación de las partidas presupuestarias.
Según resolvieron los ministros del máximo tribunal por unanimidad, la suba se dará en dos tramos: 10% a partir del 1° de octubre y otro 10% desde el 1° de diciembre.

Este nuevo incremento se suma a otros dos de 10% que ya se pagaron en 2018. Así, la recomposición anual para los trabajadores del sector alcanzará a fin de año el 40 por ciento. La idea de las autoridades es asegurar el poder adquisitivo del salario ante una inflación que terminará el año muy por encima de lo que se proyectaba en enero.

El pedido de cambios en las partidas fue enviado el martes y lleva la firma de los cinco ministros de la Corte: Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.

  La pauta salarial que fija la Corte es utilizada como referencia por otros actores de la Justicia, entre ellos los fiscales, defensores y muchos poderes judiciales de las provincias, que atan sus salarios a los aumentos definidos por la cabeza del Poder Judicial Federal.

Compartir

Comentarios