Alberto Abad renunció a la conducción de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y será reemplazado por Leandro Cuccioli, quien hasta el momento se desempeña como secretario de Servicios Financieros. Lo hizo luego de haber anunciado el dato de recaudación, aunque su salida había comenzado a planificarla en octubre, tras las elecciones legislativas, cuando solicitó a todas las subdirecciones generales un cierre de gestión, situación que sólo tiene lugar cuando hay un cambio de administración. Abad deja el cargo en medio de las acusaciones cruzadas dentro del Gobierno por las filtraciones de los datos del blanqueo, que dejaron en evidencia que amigos y familiares del presidente Mauricio Macri se habían acogido al beneficio, además de la feroz interna con otros funcionarios del Ejecutivo. 

La designación de Cuccioli, un hombre de confianza del coordinador del gabinete económico, Mario Quintana, enfrentado con Abad, fue un guiño de Mauricio Macri para el vicejefe de Gabinete. El nuevo titular de la AFIP también tiene un estrecho vínculo con el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

La pelea entre Abada y Quintana, según trascendió en su momento, fue porque el vicejefe de Gabinete buscaba una solución a la crisis de OCA. La empresa está a cargo del empresario Patricio Farcuh y le debe 3700 millones de pesos a la autoridad tributaria y Abad embargó las cuentas de la compañía postal. Quintana le pidió a la AFIP flexibilizar la embestida contra OCA, desactivar los embargos y permitirles entrar en una moratoria ya cerrada, pero Abad rechazó el pedido por considerar que están fuera de alcance legal del organismo.
A través de un comunicado oficial,  el Ministerio de Hacienda explicó que la decisión se tomó tras una reunión con Macri, Abad, Cuccioli, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la Quinta Presidencial de Olivos. También informan que Abad continuará en su cargo hasta fin de mes. Desde el Gobierno completaron con otra explicación tendiente a borrar la idea de que su salida tiene que ver con la pelea con Quintana. "Renunció para irse a descansar", aseguraron
A través de un comunicado oficial,  el Ministerio de Hacienda explicó que la decisión se tomó tras una reunión