POLITICA   29 de junio de 2017

"No hay que agitar ni temer a fantasmas de grandes ajustes"

En un nuevo informe de gestión en el Senado, el jefe de Gabinete defendió la cuestionada toma de deuda de 100 años y la política de seguridad contra la inseguridad y el narcotráfico del Gobierno Nacional.  Además,  aseguró que "los candidatos no van a inaugurar obras".

La emisión de un bono a cien años, el cumplimiento de la meta del déficit fiscal para 2017 y la política contra la inseguridad y el narcotráfico fueron las medidas del gobierno nacional defendidas este miércoles por el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, durante el informe de más de cuatro horas que brindó ante la Cámara de Senadores.

Peña arrancó enumerando los logros de la gestión del presidente Mauricio Macri, en materia de seguridad pero, tras las intervenciones de algunos legisladores del Frente para la Victoria, se vio forzado a respaldar la política económica del Poder Ejecutivo.

El endeudamiento a cien años

De ese modo, defendió el endeudamiento a cien años que fue muy cuestionado por los senadores en la sesión especial y detalló que "tres de cada cuatro dólares de deuda emitida son para repagar la deuda de gobiernos anteriores".

Varios senadores de la oposición fustigaron reiteradamente la emisión del bono y uno de ellos, el peronista formoseño José Mayans, consideró que se trataba de un delito de "traición a la patria" porque la deuda "la cargan sobre las espaldas de los argentinos".

"Un plazo más largo genera confianza. Al contrario de lo que dijeron algunos dirigentes en las últimas horas, la prensa mundial consideró un hecho sorpresivo y ’muy loco’ porque la Argentina puede acceder a bonos a cien años, a un año de haber salido del default", reiteró.

Peña también fue cuestionado por el kirchnerismo a raíz del índice del déficit público, a lo que el funcionario respondió que aceptaba "propuestas sobre qué partidas del Presupuesto quieren que reduzcamos".

No obstante, aclaró que "no hay que temer fantasmas de grandes ajustes", al asegurar que el gobierno nacional cumplirá con la meta de déficit del 4,2 por ciento del Producto Bruto Interno para 2017, tal como está previsto en la Ley de Presupuesto Nacional.

"No hay que temer fantasmas de grandes ajustes. Vamos a aplicar el gradualismo con crecimiento, con baja inflación, con crédito, con obra pública. Y ese proceso de desarrollo se va a fortalecer", afirmó.

Peña aseveró que "este año vamos a cumplir con el 4,2 por ciento del déficit”, pero agregó que “después, en el Plan Fiscal, tenemos el desafío de cómo seguir bajando el déficit".

Peña defendió la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico

El jefe de Gabinete formuló estos conceptos durante el informe que brindó ante la Cámara de Senadores y que comenzó minutos antes de las 15 con una revisión de la política de lucha contra la inseguridad y el narcotráfico del gobierno nacional.

En ese aspecto, aseguró que "ya se ven los primeros resultados" del programa del gobierno argentino para combatir el narcotráfico, aunque reconoció que "aún falta mucho".

"Hubo un aumento de decomisos de marihuana del 100 por ciento, de cocaína del 130 por ciento y de drogas sintéticas y semi sintéticas del 170 por ciento", enumeró Peña.

El jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, elogió las "medidas correctas" que tomó el gobierno argentino acerca de la pelea contra la inseguridad y reclamó que "la lucha contra el narcotráfico requiere de un corte transversal de las fuerzas políticas" para luego admitir que "se trata de un proceso que empezó a desarrollarse en la Argentina en la década de los noventa".

Empero, el senador rionegrino también cuestionó la emisión del bono de deuda a cien años argumentando que "hoy la ratio de la deuda es razonable pero, si siguen, el año que viene vamos a estar complicados".

El único senador del oficialismo que hizo uso de la palabra fue el jefe del bloque de Cambiemos, el radical Angel Rozas, según quien el balance de la administración de Macri es "ampliamente positivo" y cuestionó a quienes critican la toma de deuda.

"Escucho con sorpresa hablar del endeudamiento de nuestro gobierno. ¿Cuál es el Plan B al endeudamiento externo? ¿Cómo se cubre el déficit?", preguntó Rozas.

Además de las críticas del peronismo, Peña también recibió cuestionamientos de parte del porteño Fernando "Pino" Solanas, quien acusó al gobierno de Macri de "endeudar a cinco generaciones de argentinos" y graficó a la administración de Cambiemos como un "mono con navaja".

"Rechazamos que estemos contando una historia linda que no tenga que ver con la realidad. Estamos haciendo lo que hay que hacer porque hace mucho tiempo que no se hacía. Si lo hubieran hecho antes, no estaríamos hablando de eso", finalizó Peña.



COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios