POLITICA   22 de junio de 2017

Llega competencia en cajeros automáticos

En el amplio universo de los medios de pago, el ecosistema que conforman los cajeros automáticos está a punto de cambiar para siempre. Por un lado, y a raíz de una decisión del Banco Central, los cajeros automáticos ya no tendrán que estar asociados a un banco, aunque sí permitirán interconectarse con las redes tradicionales de cajeros como Link y Banelco. Por otro, comienzan a asomar grupos financieros privados no bancarios que ofrecen la instalación y administración del negocio de los cajeros automáticos conectados a la red. En rigor, según la regulación del BCRA, cualquier comercio podrá tener, a partir de ahora, su propia 'ventana' electrónica para realizar pagos, depósitos o retiros de efectivo.

La iniciativa permite a cualquier entidad comercial adquirir cajeros sin necesidad de asociarse con un banco, en el cual los clientes podrán retirar dinero y hacer algunas operaciones básicas. Si bien no es excluyente, la reposición del dinero en los puntos de expendio podría ser ejecutada con dinero propio del comercio. Lo mismo pasa con el transporte de dinero: quedará desregulado.

El dato de las últimas horas es que ya comienzan a sumarse empresas del sector privado no bancarias al negocio. La primera, y la única reconocida por el BCRA hasta ahora, que cuenta con cajeros desde el año 2010 funcionando en un entorno privado y doméstico en las provincias de Jujuy y Salta, es Red Genial, perteneciente al Grupo Sicom. Su titular, Raúl Zarif, le dijo a Ámbito Financiero que se encuentra a punto de desembarcar con su propuesta en el resto del país, aunque en una primera etapa se pondrá foco en Buenos Aires y en Córdoba . La idea es que la firma se hace cargo de la instalación, administración e incluso recarga (si fuese necesario) del cajero, mientras que el comercio o cadena en cuestión capitaliza una ganancia por la comisión por extracción, al margen de sumar un beneficio para sus clientes. "Hemos encontrado mucho interés por parte de empresas y cadenas que ven una oportunidad en este nuevo segmento del mercado, pensando siempre en la inclusión financiera de amplios sectores de la población que no están bancarizados", señaló Zarif.

La iniciativa del Banco Central no sólo requirió que se modificaran las normas sobre depósitos y cuentas corrientes. También abarca un marco necesariamente distinto para aquellos que hasta hoy operaban las principales redes del país, es decir, Red Link y Banelco. Según el titular del BCRA, las redes tradicionales de cajeros ya no podrán cobrar por brindar el servicio, ya que al pertenecer a las redes bancarias, ese servicio está bonificado. Hay que recordar que la normativa "no modifica en ningún aspecto el régimen vigente para la red de cajeros bancarios ni las disposiciones para su uso por parte de los clientes", según el BCRA.

En la actualidad, la Argentina presenta una penetración de cajeros menor que la de países vecinos. Incluso, la autoridad monetaria reconoció que aproximadamente un 20% de las localidades del país no posee ningún cajero, lo que obliga a sus habitantes a trasladarse para obtener efectivo. "Vemos con un enorme potencial de desarrollo el mercado de cajeros en la Argentina", le dijo a Ámbito Financiero Sebastián Ponceliz, de la firma Odissey, quien administra el negocio de los cajeros en los Estados Unidos y evalúa por estas horas su potencialidad en toda la región, incluida la Argentina. 

Según señaló el BCRA, se prevé que el cajero no bancario deberá informar con precisión los costos al cliente en forma previa a la operación. Además, la pantalla deberá exhibir una leyenda que diga: "Esta operación en una entidad financiera podría no tener costo". En el caso de que el comercio adquiera un cajero integral, el cliente también podrá conectarse a su cuenta bancaria y realizar otras operaciones.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios