PROVINCIALES

28 de febrero de 2017

La coparticipación del 2016 fue 6,3 por ciento menor a la del último año kirchnerista

Si bien el gobierno nacional lo ofreció como una de sus principales cartas políticas de su gestión que lleva poco más de un año, los datos duros arrojaron un saldo negativo en materia de coparticipación federal.

Durante 2016 y a pesar del anuncio del plan del gobierno que pretendió aumentar los fondos, los números oficiales mostraron que durante el año pasado se giraron un 6,3 por ciento menos de fondos destinados a las provincias que durante 2015. Si se lo quiere observar desde una lógica positiva, gracias a la medida gubernamental se evitó que el saldo negativo sea aún peor.términos reales, la coparticipación que recibió Entre Ríos durante el año pasado fue 6,3% menos que la de 2015.

El dato es contundente porque se basa en información oficial y además contradice la intención enunciada por el gobierno nacional acerca de la decisión de otorgar mayores montos de coparticipación a las provincias a través de la devolución de las sumas que se descontaban para Anses.

Si se quiere ver el lado positivo, podría suponerse que gracias a esa paulatina devolución del 15% de precoparticipación iniciada este año, la caída no fue aún mayor. Debe destacarse sin embargo, que desde 2010 fue la primera caída en términos reales respecto del año anterior, según publicó Uno Entre Ríos.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) examinó la evolución de los fondos habituales que el Gobierno Nacional envió a las provincias por Coparticipación y Fondo Federal Solidario (FFS, más conocido como Fondo de la Soja) durante los primeros 10 meses de cada año, desde 2012 a 2016, cubriendo la administración de dos gobiernos.
A su vez, también se analizaron los envíos a provincias de carácter discrecional (transferencias corrientes y de capital) durante los primeros 10 meses de cada año, contando con la información de origen de estos fondos, que es la ejecución presupuestaria nacional, difundida oficialmente con datos hasta octubre inclusive.

Transferencias automáticas

En lo que refiere a las transferencias automáticas, a octubre de 2016 los envíos al conjunto de provincias sumaban 475.424 millones de pesos, compuestos por 457.495 millones de la Coparticipación Federal de Impuestos y 17.929 millones del FFS.
De esta manera, el crecimiento interanual de los fondos automáticos rondó el 35,5%, y es mayor a casi todos los años del periodo analizado. En 2012 el crecimiento fue 24,4%; en 2013, 31,8%; en 2014, 36,6%; y en 2015, 34,6%.

Sin embargo, como consecuencia de los altos índices de inflación que enfrenta el país hace una década, para comparar entre períodos es importante tomar el valor real o poder de compra de estos envíos. Desde este punto de vista se observa que las transferencias automáticas al mes de octubre de 2016 tuvieron una caída real de 0,6% interanual, la única caída real en todo el periodo analizado.

Además de la inflación, existen dos factores clave que debilitaron los fondos que reciben las provincias en concepto de transferencias:

- La pérdida de fuerza de la recaudación de impuestos por desaceleración de la actividad económica que repercute en la coparticipación, cuya caída real es de 0,5% interanual.

- Las Reducciones particulares de la presión tributaria llevadas adelante por el gobierno nacional, que impactan directamente en la coparticipación (Impuesto a las Ganancias, devolución de IVA) y en el FFS (rebaja de retenciones a la soja) que tuvo una baja de 4,7% real.

Tres situaciones diferentes


Por supuesto que además el crecimiento de la coparticipación no fue igual para todas las jurisdicciones durante el primer año de gobierno de Mauricio Macri.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue favorecida por un crecimiento de sus envíos del 248,9% interanual en términos nominales, y de 155,6% en términos reales. El 19 de enero del año pasado, a poco más de un mes de haber asumido la Presidencia, Macri aumentó por decreto la coparticipación del territorio que había gobernador hasta ese momento, llevándola del 1,40% a 3,75% del total de la masa coparticipable los recursos enviados a la Ciudad Autónoma. Uno de los argumentos fue el la necesidad de solventar el traspaso de la Policía Federal a la ciudad.

Un segundo grupo de "favorecidas" lo constituyen San Luis, Santa Fe y Córdoba, para quienes el incremento de la coparticipación superó el 40% interanual en términos nominales, y el 4% en términos reales por el cese del descuento del 15% de la precoparticipación que se destinaba a financiar a la Anses, luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia a fines de 2015.

Entre Ríos y las otras provincias no mencionadas en los dos párrafos anteriores integran el tercer grupo, que si bien tuvo un incremento nominal de la coparticipación del 28% en promedio, en términos reales sufrió una caída del 6% promedio.

Transferencias no automáticas


En cuanto a las transferencias no automáticas, es decir, las transferencias discrecionales que realiza el Ejecutivo nacional, hasta octubre de 2016 los envíos a las provincias crecieron un 15,2% interanual, rondando los 76.481 millones de pesos. Este crecimiento está explicado por el aumento de las transferencias corrientes de carácter discrecional, que alcanzó una suba del 114,8% en términos nominales, la mayor de todo el periodo analizado.

No obstante, en lo que se refiere a los envíos por transferencias de capital, la evolución durante el último año mostró una caída del 26,3% interanual, siendo la única merma de envíos observada desde el 2012.

Es decir que si se analiza el crecimiento real del total de transferencias no automáticas el panorama cambia, corroborándose una caída en el poder de compra en torno al 17% 
interanual.

Este fenómeno, que es el reflejo de la aceleración de precios, se verificó luego de tres años consecutivos en los que hubo incrementos reales de los montos.

Dudas sobre el ajuste salarial


Durante 2016 el gobierno nacional hizo acuerdos con las provincias sobre aspectos económicos, y entre ellos se destaca lo vinculado al envío de fondos por diferentes conceptos.

El análisis de los datos revela incrementos nominales tanto en el total de transferencias automáticas como no automáticas. Los envíos nacionales totales a provincias por estos conceptos aumentaron un 32,3% respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, el cálculo de la variación interanual en términos reales acumulada entre enero y octubre de este año, arroja una reducción del 3,2% en el poder de compra del total de lo que envió la Nación a Provincias en dicho periodo.

Esto significa que los altos índices de inflación verificados en el periodo analizado, determinaron que los fondos enviados por la Nación tengan menor poder en relación a los que se enviaron en los últimos años.

Por otro lado, la recaudación no siguió el ritmo de la inflación, lo que genera dudas respecto de cómo financiar la cláusula de ajuste por inflación que proponen los gobiernos provinciales en el marco de las negociaciones paritarias, si este desfasaje se mantuviera durante este año. Por lo pronto, el dato de enero de la recaudación nacional muestra un crecimiento del 23,5% respecto del mismo mes de 2015, un porcentaje claramente retrasado respecto de la inflación de ese período.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios