Martes 22 de Junio de 2021

Hoy es Martes 22 de Junio de 2021 y son las 19:41 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

PROVINCIALES

6 de diciembre de 2016

Con un impuesto al juego la provincia se quedaría sin 140 millones de pesos

Así lo advirtió el presidente del Iafas, José Spinelli, en el marco de la situación que se vivió este lunes cuando casinos y salas de entretenimiento permanecieron cerrados.

Este lunes desde el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social de Entre Ríos (Iafas) comunicaban que “Por razones de fuerza mayor” no se procedería “a la captación de apuestas durante el lunes 5 de diciembre”. 

Señalaban también que como consecuencia de no poder realizar la captación y el procesamiento de las apuestas en agencias oficiales, tampoco se llevarían a cabo los sorteos de Tómbola correspondientes a ese día.

Informaban que casinos y salas de entretenimiento de la provincia, permanecerían cerrados durante toda la jornada y que la resolución se debía a la “imposibilidad de contar con procedimientos de conexión y control en los distintos niveles de seguridad”.

EL DIARIO diálogo con el titular del organismo, José Spinelli, quien señaló que todo comenzó cuando “en los últimos días, a través de los medios nacionales, se informó que en el Congreso de la Nación están en estudio dos o tres proyectos para reformar el Impuesto a las Ganancias y uno de ellos tendría aprobación en la comisión por mayoría”. 

“El tema de Ganancias no tiene nada que ver con nuestra actividad, pero según establece ese proyecto, el déficit fiscal que provocaría aumentar el mínimo no imponible se financiaría con un impuesto al juego. Ahí sí nos toca de cerca porque Iafas tiene la explotación y administración del juego dentro de la provincia de Entre Ríos”, sostuvo. 

Esta situación, indicó, trajo aparejada la preocupación tanto de los gremios como de las autoridades del propio organismo, “más en el caso de la provincia de Ente Ríos donde la mayoría de las salas de juego son explotadas directamente por el Iafas, salvo algunas dadas en concesión, pero que están bajo nuestro poder de policía. Es decir que directamente nos establecen a nosotros un impuesto. De concretarse, eso va a repercutir en que mucho del dinero que hoy se puede destinar a la acción social, seguridad, deporte, salud, al tesoro, a amas de casa, tenga que ser transferido bajo la figura de un impuesto, al Gobierno nacional”.

Ante la consulta Spinelli realizó el cálculo de lo que significaría. “Si nosotros tomamos lo que se establece como impuesto: 40 mil pesos anuales y tenemos 3500 máquinas en la provincia, sería una transferencia anual de 140 millones”, señaló. 

Advirtió además que “esa suma, inclusive, puede ser modificada en un 50% más. Puede ser llevada de 40 mil a 60 mil. Son montos muy grandes para ser genuinos de la provincia. Son montos que la provincia va a tener que disponer de sus utilidades para transferirlas a nivel nacional. Son 140 millones de pesos menos que vamos a poder volcar a todos estos rubros”, indicó. 

Preocupación. Lo que se pretende, indicó Spinelli, “es establecer un impuesto por cada máquina que exista en la provincia, una suma fija, sin importar el rendimiento de la máquina. Además también se establecería un impuesto a la apuesta, que sería un porcentaje sobre cada apuesta que se realice. Un impuesto a lo que juega el apostador”, sintetizó. 

En Entre Ríos, afirmó, la situación es diferente respecto de muchas provincias “donde están concesionadas y el concesionario paga un canon. Acá no tenemos muchas salas en esa situación. Todo eso hizo que a nivel nacional se unieran todas las provincias porque se pone en riesgo la fuente laboral de casi 250 mil personas en el país y los gremios de los empleados que trabajan en el juego decretaron un paro”, dijo. 

En ese marco, también se refirió al conflicto local. “Una de las empresas con las que nosotros tenemos contrato y que realiza todo lo que es captación de apuestas del juego de la Tómbola, del Quini 6 y la Tómbola Ya, tiene empleados que están de paro y no nos podía suministrar esa captación de apuestas. Eso llevó a que tomáramos la decisión”. 

En el caso las máquinas tragamonedas, afirmó, “también tenemos contratos con empresas que nos brindan el servicio para que podamos hacer un control online y sería muy irresponsable de nuestra parte que las maquinas funcionen sin tener ese control. Esa razón es la que explicamos a nuestro personal. Esperemos que para mañana (por este martes) esto se solucione”, dijo. 

No obstante, sostuvo Spinelli, se mantiene la “preocupación porque se apruebe alguno de esos proyectos que quiere implementar un impuesto al juego. Esto nos perjudicaría económicamente y en grande, al Iafas, a la provincia de Entre Ríos”, sostuvo. 

Reducción de aportes. El presidente del Iafas se refirió a la incidencia que tendría esta medida en los rubros con los que el organismo colabora. 

“A Deportes le transferimos el 18% de las utilidades, eso va a los clubes, las asociaciones, las ligas, a becas. El 1% va a Salud; el 10% a Desarrollo Social; el 5% al Fondo Provincial de Seguridad, para patrulleros y compra de todo lo que requiere el rubro; pagamos el 100% de los haberes jubilatorios de amas de casa y transferimos todos los meses un monto importante al tesoro de la provincia”, detalló. 

“Si nuestras utilidades se reducen, automáticamente se va a reducir eso”, dijo y añadió que de la misma forma, se verá afectado el personal del Iafas, “porque su masa salarial se compone de un rubro que es la productividad, que es un porcentaje sobe las utilidades. No tenemos que hablar de despidos porque son empleados estatales y tienen estabilidad, pero sí se puede reducir el monto salarial y eso sí es grave”. 

Se trata de una medida que afectaría a alrededor de 1300 trabajadores que son los que tiene el organismo, informó.

Reclamo nacional

Desde la Asociación de Loterías Estatales de la Argentina (ALEA) que nuclea a las 24 loterías que tienen las provincias se manifestó preocupación por la situación. 
“Esto va a poner en riesgo muchas fuentes de trabajo donde las maquinas son explotadas por las empresas privadas mediante un canon. Si no les resultan redituables, las empresas privadas disminuirán ese parque de máquinas y eso traerá como consecuencias el despido de personal”, sostuvo Spinelli. 

Por esto, indicó, “ALEA sacó una solicitada en medios nacionales este domingo haciendo saber nuestra inquietud por lo que está pasando y lo que está en riesgo. 
Esperemos tener algún efecto”.

COMPARTIR:

Comentarios