PROVINCIALES  17 de julio de 2016

Semana clave en el conflicto docente

Los sindicatos que representan a los trabajadores del magisterio público reclamaron urgente convocatoria para discutir salarios. Si esta semana no se abre el diálogo corre peligro el normal inicio de clases.

Las asociaciones Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y de Enseñanza Técnica (Amet) podrían aprobar en estos días un plan de lucha que frene el inicio de clase en el segundo semestre si el gobierno no abre una urgente instancia de diálogo con una propuesta salarial para el sector.

El receso escolar no enfrió el conflicto docente sino que lo intensificó ya que el silencio del Estado como patronal y los enunciados de funcionarios de primera línea generaron una serie de fuertes dudas sobre la voluntad del nuevo gobierno de querer invertir realmente en el sistema público de educación.

Ante ese escenario Agmer “solicitó que se habilite formalmente un espacio de diálogo para discutir recomposición salarial, ya que hay un acuerdo paritario vigente en el que se había fijado claramente que si el proceso inflacionario iba por encima de lo previsto o si había una nueva devaluación se iba a reabrir la discusión paritarias”, indicó a esta Agencia el secretario adjunto de Agmer, Alejandro Bernasconi.

Al respecto, detalló que el gremio maneja datos del Centro de Investigaciones de Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), “que da una proyección del 40 por ciento de inflación este año, muy lejos del 25 que anunció inicialmente el ministerio de Economía de la Nación, que fue el patrón con el que trabajó la provincia para negociar salarios con nosotros”. En ese sentido, el docente subrayó que “la situación de los trabajadores docentes corre pareja con la de otros sectores de trabajadores, ya que se viene de una secuencia de golpes sobre el salario real que inició con una devaluación, continúa con una inflación que no se detiene y va muy por encima de lo proyectado y ahora se suma el tarifazo y el riego a una nueva devaluación por la presión de sectores del poder, lo que demuestra una clara transferencia de los sectores del trabajo a los del capital”.

Ante este escenario, recordó que Agmer tiene convocado a un Congreso previo al inicio de clases, que se realizará el 22, “donde si no hay respuestas se evaluarán las medidas que se podrían tomar y, posiblemente, se desarrolle un segundo semestre con medidas de fuerza si el Ejecutivo no da respuestas al reclamo”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios