PROVINCIALES  5 de julio de 2016

Entró en vigencia la Ley provincial de medicamentos genéricos

Con la publicación en el Boletín Oficial, comenzó a regir la Ley 10.429, que establece que en Entre Ríos toda receta o prescripción médica deberá efectuarse en forma obligatoria expresando el nombre genérico del medicamento o denominación común internacional, confirmó AIM.

En el Boletín del 29 de junio se cumplió el último paso para que entre en vigencia la adhesión a la Ley nacional 25.649, que defiende al consumidor de medicamentos y drogas farmacéuticas y su utilización como medio de diagnóstico en tecnología biomédica y todo otro producto de uso y aplicación en la medicina humana.

Ahora, la receta deberá indicar primero el nombre genérico y será opcional el nombre o marca comercial, “pero en dicho supuesto el profesional farmacéutico, a pedido del consumidor, tendrá la obligación de sustituir la misma por una especialidad medicinal de menor precio que contenga los mismos principios activos, concentración, forma farmacéutica y similar cantidad de unidades”.

En ese marco, se reafirma que el farmacéutico, debidamente autorizado por la autoridad competente, es el único responsable y capacitado para la debida dispensa de especialidades farmacéuticas, como así también para su sustitución.

Además, se dispone que toda receta o prescripción médica que no exprese el nombre genérico del medicamento “se tendrá por no prescrita, careciendo de valor alguno para autorizar el expendio del medicamento de que se trate”.

Bajar el costo de la salud

Cabe recordar que la Ley nacional fue sancionada en 2.002 en medio de la polémica por los precios de los remedios, que surgió como una alternativa para combatir los abusos de los laboratorios tradicionales.

La norma se dio en el marco de un país envuelto en una profunda crisis económica y de una serie de políticas nacionales de medicamentos del gobierno de Néstor Kirchner. La autoría intelectual fue liderada por el entonces ministro de Salud Ginés González García y representó en la región un verdadero cambio de paradigma en la relación de la cadena que interviene en la industria farmacéutica local. El espíritu tiene que ver fundamentalmente con amplificar el derecho de los pacientes a elegir libremente el medicamento y que los laboratorios produzcan en el país aquellos medicamentos sobre los que pretendan una patente, es decir, amplificar el derecho de los pacientes a elegir libremente el medicamento.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios