INTERES GENERAL

14 de enero de 2016

¿Sabías que el limón puede hacer mucho por tu belleza? ¡Enterate!

Desde reparador de uñas, exfoliante y blanqueador dental, hasta para ser usado en tratamientos anti acné. ¡No te pierdas esta nota!

No será la fruta mágica pero se le parece bastante. Algo sabemos del limón y sus beneficios en la salud gracias a Heidi Klum, la supermodelo y diseñadora de moda alemana, quien toma cada mañana unas gotas de jugo diluidas en un vaso de agua tibia.

Te contamos los múltiples beneficios del limón para tu belleza:


1. Repara las uñas dañadas: mezclá unas gotas de jugo de limón con aceite de oliva, aplicá la mezcla sobre tus uñas dañadas y luego de varias aplicaciones… ¡wow! Tus uñas no se rompen más ni se doblan.


2. Elimina el acné: si un horrible granito aparece en tu cara, ¡no te desesperes, porque el limón te salvará! Sólo tenés que aplicar un poco de jugo de limón con un algodón y en 48 horas verás que desaparece todo rastro del molesto acné, a condición de hacer varias aplicaciones.


3. Aclara el pelo: si querés darle un tono más claro a tu pelo de manera natural, vaporizalo con una mezcla de limón y agua tibia y luego quedate un rato al sol. Como te podrás imaginar, en verano los resultados se notan más rápido.


4. Exfoliante: con un poco de limón podés eliminar las impurezas de tu piel. Para un resultado óptimo, mezclá unas gotas de su jugo con bicarbonato de sodio hasta que formes una pasta granulada. Luego frotate suavemente la cara con ella. Cuando termines, tocate la piel y vas a ver cómo te queda igual que la de un bebé.


5. Blanquea los dientes: si mezclás unas gotas de jugo de limón con bicarbonato de sodio, la pasta que se forma podés usarla en tu cepillo de dientes para cepillarlos suavemente (ojo con frotar las encías que son muy sensibles). No lo hagas más de una vez por semana para no dañar el esmalte dental.


6. Da brillo a tu piel: agregá unas gotas de limón a tu crema de todos los días. Además de estar más hidratada, tu piel va a tener más brillo que lo acostumbrado. ¡Todo un consejo de las abuelas!


7. Alisa los labios: aplicate unas gotas de jugo de limón sobre tus labios antes de irte a dormir y, a la mañana siguiente, eliminá los pedacitos de piel muerta que se formaron durante la noche. Tocá tus labios y vas a notar que ahora están bien lisos y llenos de vitaminas.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios