INTERES GENERAL

12 de enero de 2016

El Servicio Meteorológico anuncia un “nuevo pico” de la corriente de El Niño

En las últimas semanas se observó un debilitamiento del fenómeno, pero advierten que aún no pasó. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunció que hay pronósticos que dan cuenta que resurgirán con fuerza las lluvias en la región.

El río Gualeguaychú continúa con una clara tendencia bajante. En la noche del domingo la marca en puerto local se ubicaba en 3.66 metros y ayer logró alcanzar los 3.42 metros bajando, según informaron desde la Prefectura local. Estos datos son más que alentadores, observando una baja de más de 20 centímetros en 24 horas.

Varios espacios del parque Unzué comienzan a observarse con mayor optimismo y el dato relevante es que Gualeguaychú pudo salir del nivel de alerta, fijado en los 3.50 metros.

Pero a pesar del gran alivio que supone esta bajante, desde el SMN no descartan que el fenómeno vuelva a replicarse en febrero y marzo. “Este es un Niño fuerte, similar al del año 97, pero con el agravante de un cambio climático acelerado. Y si bien en las últimas semanas se observó un debilitamiento, se espera un repunte para los meses de febrero y marzo. De forma inusual, el rigor se va a mantener hasta los primeros meses de otoño, lo que implica que las precipitaciones van a continuar y es posible que aumente el caudal de lluvia en la provincia de Buenos Aires”, señaló Ignacio López Amorín, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Al respecto, se informó que “el problema es que el calentamiento de la capa superior del Pacífico tropical está bombeando a la atmósfera grandes cantidades de calor y humedad que han alterado las corrientes en chorro que circulan en la parte superior de la troposfera, que determinan la trayectoria de los grandes sistemas de bajas presiones”, asegura la NASA.

mo sigue el Uruguay y el Paraná

Los informes oficiales indican que el río Uruguay bajó en Concordia, Gualeguaychú, Colón y Concepción del Uruguay, y creció en Salto Grande y Federación, mientras que el Paraná bajó en Diamante, La Paz, Hernandarias y Paraná; se mantiene estacionario en Santa Elena, y creció en Victoria.

Paraná vive horas con varias familias autoevacuadas y la costanera anegada. En ese sentido, Prefectura aseguró que “habrá que esperar” para conocer cómo será la situación en la capital entrerriana.

El río Paraná, que se encuentra en la etapa de alerta en la localidad de Santa Elena, se mantiene estacionario en 6,90 metros desde el domingo, cuando bajó cinco centímetros.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios