PROVINCIALES  20 de diciembre de 2015

Descartan cambios en la provincia por la emergencia eléctrica a nivel nacional

Funcionarios del sector eléctrico coincidieron en señalar que la declaración de emergencia a nivel nacional no implicará modificaciones en Entre Ríos, ni en el servicio ni en las tarifas. Además, minimizaron el impacto que la quita de subsidios tendrá en el precio que paga el usuario entrerriano. Tanto el titular de la Secretaría de Energía, Raúl Arroyo, como el interventor del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE), Marcos Rodríguez Allende, consideraron que la decisión del presidente Mauricio Macri de declarar la emergencia del Sistema Eléctrico Nacional mediante el decreto 134/15, se fundó en “la situación con los cortes de energía en Buenos Aires y Capital Federal”, donde prestan servicio las empresas Edenor y Edesur.

“De hecho, en los considerandos del decreto se las menciona específicamente”, precisó Arroyo. Detalló que la Nación “tiene jurisdicción sobre esas dos distribuidoras” mientras que “las provincias tienen sus propios entes reguladores”.

El funcionario sostuvo que el decreto 134/15 “habla de generalidades” y no menciona ninguna medida específica. Por eso entendió que la norma se emitió “para atender situaciones concretas cuando haya grandes consumos y (Edenor y Edesur) tengan problemas de cortes”.

En tanto, descartó que en Entre Ríos exista una situación similar. “A nivel provincial, en los últimos siete u ocho años no hemos tenido inconvenientes en el sistema de distribución. Los problemas fueron siempre por cuestiones climáticas, por tormentas fuertes. Pero por exceso de consumo no”. Remarcó que la provincia hizo “las inversiones necesarias para ir acompañando el crecimiento y no tener ese tipo de problemas”.

Entre Ríos no está en emergencia

Rodríguez Allende fue más contundente: “Nosotros no tenemos ningún estado de emergencia del sector eléctrico, de ninguna manera. Al contrario: la provincia, pese a haber mantenido una tarifa congelada desde hace casi dos años, ha podido realizar las obras necesarias para mantener la calidad del servicio”, subrayó. Y agregó: “Se está haciendo un enorme esfuerzo, y lo vamos a seguir haciendo, para mejorar las inversiones”.

Coincidió en que el decreto 134/15 se emitió “fundamentalmente por los enormes problemas que actualmente padecen Edenor y Edesur”. Apuntó que, al hacer el anuncio, el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, se refirió “a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la provincia de Buenos Aires, donde durante dos años se sufrieron enormes cortes de energía en varios barrios”.

“En Entre Ríos, en cambio, hemos podido llevar adelante un servicio eléctrico adecuado a las necesidades, pese a las altas temperaturas de los últimos dos veranos”, contrastó el interventor del EPRE.

Destacó a la empresa Energía de Entre Ríos SA (Enersa) que “tiene más del 70 por ciento de la distribución eléctrica en la provincia y es un ejemplo de empresa estatal a nivel nacional, porque no tiene deudas con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA), porque brinda un servicio adecuado, porque mantuvo las tarifas congeladas y porque está haciendo todas las inversiones necesarias para mantener la mejor calidad del servicio”.

Quita de subsidios

Los funcionarios entrerrianos se refirieron también a la quita de subsidios anunciada por Aranguren, que se aplicará en forma gradual a partir del 1° de enero de 2016 en todo el país. Arroyo admitió que esto eventualmente significará un aumento tarifario también en Entre Ríos, pero remarcó que, de acuerdo a lo adelantado por el ministro nacional, la medida no se aplicará a todos los usuarios. “No serían incluidos los menores consumos”, dijo y señaló que “su aplicación será progresiva, no de golpe”.

En el mismo sentido se expresó Rodríguez Allende. “La quita de subsidios se hará en un proceso de dos años”, aseveró. Por eso entendió que no habrá grandes cambios en las tarifas eléctricas de la provincia. Acotó que la quita afectará principalmente a los usuarios de Capital Federal y Buenos Aires.

Resaltó además: “El gobernador Gustavo Bordet pretende continuar con una política energética que esté de la mano con la productividad, para que las distribuidoras puedan realizar las inversiones necesarias a fin de mantener la calidad del servicio. Y, a la vez, quiere protección a todos los usuarios de la provincia, quiere tarifas justas y razonables. Podemos quedarnos tranquilos de que no habrá nada que afecte ese equilibrio que el gobernador pretende”.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios