El cabezazo de Yerry Mina fue una belleza colombiana. A la salida de un córner, la metió el defensor del Barcelona y el equipo del entrerriano, José Pekerman ganó 1-0. Quedó primero en su grupo y Senegal se quedó afuera por el Fair Play.

Gracias a un cabezazo a pura potencia de Yerry Mina, Colombia derrotó a Senegal por 1-0 y avanzó a los octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia. El conjunto de José Pekerman, que no jugó bien en un flojo encuentro, le dio una mano a Japón, que pasó por tener menos tarjetas recibidas tras un final bochornoso por la pasividad en la derrota por 0-1 ante Polonia. 

En el primer tiempo, mientras los sudamericanos no encontraban la pelota y los africanos apostaban a los envíos largos sin éxito, llegó la polémica. Sadio Mané cayó en el área tras un supuesto contacto con Davinson Sánchez y el árbitro serbio Milorad Mazic cobró penal, pero se retractó tras revisarla gracias al VAR.

A los 30' llegó el segundo golpe en Samara. James Rodríguez fue reemplazado por Luis Muriel, pero no quedó claro si fue por una cuestión táctica decidida por Pekerman o por una molestia física. De allí al entretiempo, reinaron la paridad y la intrascendencia.

El complemento también era chato hasta los 29', cuando Mina saltó más alto que todos y con un potente cabezazo de pique al piso rompió la resistencia de Khadim N'Diaye para poner el 1-0. Se festejó en Volgogrado también, ya que Japón, favorecido por el fair play, se metió en octavos gracias al tanto del defensor del Barcelona.

Así, Colombia se convirtió en el cuarto de los cinco sudamericanos en pasar a octavos y allí esperará por Bélgica o Inglaterra, que definirán la Zona G desde las 15.

Compartir

Comentarios