El nuevo cuadro tarifario del gas incluye desde abril un aumento de entre el 28 y el 40 por ciento en promedio, que se suma al 45 por ciento de suba de diciembre y a la nueva alza que vendrá en noviembre. La garrafa social aumentará 16,75 por ciento. El Enargas adelantó que evalúa introducir el pago en cuotas para las facturas del invierno.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, presentó este mediodía el nuevo cuadro tarifario del gas que incluye desde abril un aumento que va del 28 al 40 por ciento en promedio para los tres niveles de consumo diferentes.

“El aumento máximo será para los de menor consumo porque los de mayor consumo ya habían visto elevada su factura”, amplió el funcionario. Para el primer grupo, que hace menos uso del gas, el incremento será de 314 pesos a 440; para el segundo, de 958 a 1269; mientras que los mayores usuarios pasarán de abonar el servicio 2195 a 2805 pesos. La garrafa social de gas aumentará 16,75 por ciento a partir del domingo próximo y el tubo de 10 kilos, que costaba 185 pesos, pasará a costar 216 pesos.

Aranguren defendió el tarifazo y dijo que va en línea con la “normalización que la gestión introdujo en el sector energético”. ”Estamos normalizando gradualmente el sistema, desde 2016 a la fecha hemos presentado un esquema gradual, previsible”, amplió el ministro, no sin antes culpar a la gestión anterior por la medida. “Desde el 2003 al 2015 el gobierno dilapido recursos fiscales para mantener los precios de gas artificialmente bajos”, agregó al celebrar la reducción de subsidios en el servicio público.

También resaltó que entre 2001 y 2015 “se mantuvieron las tarifas exageradamente bajas” porque aumentaron “menos del 200 por ciento cuando la inflación acumulada  estuvo por encima del 1300 por ciento y los salarios por encima del 1600 por ciento”.

Al ser consultado durante la conferencia por los pronósticos de inflación y el recálculo de la meta inflacionaria del gobierno a fines de diciembre, el funcionario destacó el respaldo de Macri a los aumentos anunciados. “Lo que hacemos los ministros es por delegación del presidente y obviamente la política tarifaria forma parte de nuestra responsabilidad y lo que estamos haciendo forma parte de lo que nos llevó a reformular el objetivo inflacionario de este año del 15 por ciento”, admitió.

El ENARGAS, en tanto, indicó que está estudiando aplicar un mecanismo financiero para solventar en algunos casos parte de las facturas del consumo invernal, que tendrán “picos en noviembre”. “Queremos permitir al usuario pagar la factura cuatro y cinco del invierno en los meses de verano”, aclaró Mauricio Roitman, presidente del Enargas, quien sin embargo señaló que recién están comenzando las negociaciones.

Compartir

Comentarios