POLITICA   12 de febrero de 2018

También en el Congreso el PJ busca su unidad "de acción"

Apunta a conseguirlo con medidas puntuales, como el decreto presidencial. Arduas negociaciones. 

Con las dificultades latentes de años de desencuentros, miradas opuestas y recelos fundamentados por la década del poder supremo kirchnerista, el peronismo comenzó a transitar el complejo camino de su reconstrucción, con el Congreso, como escenario de la "unidad en la acción".

El mega DNU dictado por el presidente Mauricio Macri, para desburocratizar el Estado, alineó en su rechazo al kirchnerismo, a los senadores y diputados referenciados en los gobernadores justicialistas y también al massismo y a los que militan con el ex ministro Florencio Randazzo.

En Cambiemos hubo una rápida lectura de lo que iba a suceder con el tratamiento de esa norma, que deroga y modifica leyes, por lo que en el plenario de la comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, el senador radical Luis Naidenoff se apuró en anunciar la próxima presentación de tres proyectos de ley, que contendrán los 22 capítulos del DNU de la discordia.

En el debate público del tema, la oposición puso el acento en la habilitación al gobierno para intervenir en el mercado financiero con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema jubilatorio y la posibilidad de embargo para las cuentas sueldo de los trabajadores, entre otros puntos.

La movida del oficialismo para apurar proyectos de ley en la materia legislada con el Decreto de Necesidad y Urgencia, seguramente opere en el espacio de los gobernadores justicialistas y en la franja dialoguista del Frente Renovador, para poner paños fríos a la ofensiva kirchnerista y consecuentemente buscar acuerdos con Cambiemos, para morigerar los alcances del decretazo.

En la semana corta que se inicia el miércoles, habrá conversaciones para avanzar en el análisis de los cambios que esos espacios opositores le propondrán a Cambiemos en la búsqueda de consensos. Después del "Encuentro por la unidad", realizado la semana pasada en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, se conocieron expresiones críticas surgidas desde el massismo y también del espacio justicialista de los gobernadores.

"Soy absolutamente contraria a esta jugada de algunos personajes. Hace tres meses tuvimos una elección y lo que menos espera la gente de nosotros es que estemos juntándonos para ver cómo tenemos la próxima elección o que estemos promoviendo o autopromoviendo candidaturas", sostuvo la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, en un tiro por elevación hacia sus compañeros Felipe Solá y Daniel Arroyo, presentes a título personal en la reunión peronista.

También se manifestó el senador Miguel Pichetto, presidente del interbloque justicialista, para quien "no hay análisis político en profundidad de cara al futuro", pero agregó, más conciliador: "No estuve en la reunión, no me invitaron, pero tampoco imputo malas intenciones".

El que sí marcó la cancha fue el jefe de los diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi. "Para mí el límite es Mauricio Macri. Sin embargo, hay sectores que se sienten más cómodos con el oficialismo que con nosotros", disparó.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios