Martes 3 de Agosto de 2021

Hoy es Martes 3 de Agosto de 2021 y son las 15:32 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

MUNDO

9 de junio de 2017

El Papa inaugurará Scholas Ocurrentes

EXCLUSIVO. Francisco inaugurará la sede de Roma. Saldrá de Santa Marta para llegar a la Plaza Calixto 16. Algo inusual. Inédito. Allí lo esperan José María del Corral y Enrique Palmeyro, los directores de la Fundación Pontificia. No estarán solos, sino junto a jóvenes de todo el mundo que interactuarán con ellos. 

Alicia Barrios Del Corral, docente de pura cepa, recibirá a su Santidad en un aula que acondicionaron para trabajar en el testimonio tan preciado de los adolescentes que tienen entre 12 y 17 años.

Bergoglio, mentor de esta idea, sostiene que para cambiar el mundo hay que empezar por la educación. Él milita en esa dirección. Con su carisma, el Papa concentra millones de seguidores jóvenes como ningún otro líder.

Lo hace desde la fe, el evangelio, el apostolado de la escucha, con lo que logró penetrar en el segmento más preciado por todos los políticos que gastan fortunas para captarlo sin éxito. Bergoglio, lo consiguió, sin un peso y desde la comprensión. Es el único que los escucha, los menciona en sus homilías y trabaja junto a ellos por una sociedad más justa. Hablan en el mismo idioma universal: ninguneo, descartar, discriminar, son algunos de los términos que tienen en común.

Ellos, con espontaneidad, son quienes ganan la calle con consignas como “Francisco te quiere el mundo entero” o la otra tan coreada, “Lo dice el Papa, lo dicen los obispos, está es la Juventud de Cristo”. 

Bergoglio es un padre que no falta a la cita, por eso, con puntualidad, estará en la sede de Scholas de San Calixto. Su liderazgo de fe se ve a simple vista, porque bajo un mismo cielo conviven musulmanes, cristianos, budistas, judíos, palestinos, sin excepción. Lo tienen como referente y el Evangelium Gaudium (la alegría del Evangelio) es una exhortación apostólica de lectura diaria. 

Obras son amores y no buenas razones

Los días del Papa deberían tener 48 horas porque trabaja sin parar. Este mismo rjueves ecibió a las 10 de la mañana a los integrantes de la Conferencia Episcopal de Venezuela, quienes permanecieron en el Vaticano hasta la media tarde.

Reiteró su propuesta de diciembre que hizo a través del cardenal Pietro Parolin, su secretario de Estado, y la apertura de un canal humanitario. Bergoglio, como Dios, está en todas partes. 

En otro orden de prioridades, no se descuida. Hace una dieta equilibrada y descansa. Esa siesta diaria de 45 minutos en la que para él “es amanecer dos veces” es sagrada.

El cuidado de las 22 hectáreas de los jardines del Vaticano están bajo la supervisión de Tiziana Balocco, jardinera, que heredó la profesión de su padre, Bruno, quien la antecedió en el mismo trabajo con Juan Pablo II y Benedicto XVI. Azaleas, begonias, geranios y rododendro son las favoritas. Las elegidas para el altar de las audiencias públicas y el Ángelus.

Cultivo una rosa blanca en mayo como en enero para el amigo sincero que me da su mano franca.



COMPARTIR:

Comentarios