La Justicia Federal ordenó una serie de procedimientos en la municipalidad y en la casa materna del intendente en el marco de la causa "Celis", que investiga el narcotráfico en la capital entrerriana. En este expediente hay 21 imputados.

Los procedimientos comenzaron este martes temprano por la mañana por orden del juez Federal Leandro Ríos. En la municipalidad hay apostados dos vehículos de la fuerza federal con agentes en la puerta de ingreso. En tanto, otro grupo de agentes allana la oficina del jefe comunal, del concejal Pablo Hernández (Cambiemos) y el domicilio de Magda Varisco, madre del intendente y secretaria de Cultura, ubicado en calle Pellegrini. También hay allanamientos en viviendas de otros barrios de la ciudad. 

La causa 

El pasado 9 de abril el juez Federal de Paraná, Leandro Ríos, elevó a juicio la causa y procesó a 21 acusados, mientras que hizo lugar al pedido de los abogados de uno de los imputados para analizar una petición de sobreseimiento. 

En una resolución firmada el 6 de abril, el juez decidió remitir a juicio el caso de la banda paranaense liderada por Daniel 'Tavi' Celis, que cayó tras el recordado operativo que interceptó y secuestró una avioneta cargada con más de 300 kilos de droga en un campo de Colonia Avellaneda. 

El caso tomó especial relevancia ya que al momento de las indagatorias a los integrantes de la organización mafiosa, también desfilaron por los tribunales federales altas figuras políticas del gobierno municipal de Paraná, como el propio intendente, Sergio Varisco; su subsecretaria de Seguridad, Griselda Bordeira; y el concejal de Cambiemos, Pablo Hernández. 

A mediados de marzo, el fiscal pidió la elevación a juicio puesto que consideró que en la investigación preparatoria quedó "expuesta una ostensible actividad ilícita en manos de los sospechados, quienes ejercerían distintos roles o funciones de diagramación, venta, distribución y almacenamiento de estupefacientes en la organización delictiva". 

La causa tuvo en vilo al gobierno de Cambiemos en la capital provincial, porque incluyó varios ribetes políticos, que se remontan incluso a la campaña electoral 2015. Uno de los acusados, Cristian Silva, es el dirigente del Movimiento Vecinalista del Oeste, que apoyó la entonces candidatura de Varisco, detenido en mayo de aquel año conduciendo un auto adulterado. El hecho destapó la ligazón de Cambiemos con Daniel Celis, presunto jefe de Silva, y generó fuertes cruces y denuncias en la carrera electoral.

Compartir

Comentarios