Los trabajadores de clínicas, sanatorios, droguerías, consultorios externos y cuidadores tendrán un aumento de sus haberes que va de un 3,8 a un 4,8 por ciento en el sueldo de enero. En marzo retomarán la discusión salarial.

Los gremios activan la cláusula gatillo ante los índices de inflación y la pérdida del poder adquisitivo en Argentina, hasta retomar el debate paritario. En ese marco Fatsa pautó "3,8 por ciento para droguerías y laboratorios y un 4,8 por ciento para los demás convenios", apuntó la secretaria general del sindicato en Entre Ríos, Mariela Ponce, quien aclaró que ese monto se abonará con el sueldo de enero de 2018.

El acuerdo se selló con la Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicinas Domiciliarias (FEM); la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa); la Cámara de Especialidades Medicinales; la Cámara Argentina de Empresas de Internación Domiciliaria; la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa); la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de Argentina (Adecra); la Asociación de Distribuidores de Especialidades Medicinales (Adem); la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (Cadime); y la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (Cedin).

En Entre Ríos, el acuerdo "alcanzará a más de 7000 trabajadores en clínicas, sanatorios y droguerías", destacó la referente, quien valoró que se ponga en marcha la cláusula, ya que se cumple con lo acordado en la paritaria del 2017 y permite paliar la pérdida del poder adquisitivo.

Además, la referente provincial destacó el trabajo que Atsa Entre Ríos realiza constantemente para mejorar las condiciones laborales de los empelados del sector, ya que apuntó que en este tiempo se logró el cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo de muchos trabajadores que estaban en situación irregular en diferentes sectores de sanidad , clínicas, sanatorio, droguería, Emergencias médicas y laboratorios.  Fuente: AIM Digital

Compartir

Comentarios