ACTUALIDAD

7 de febrero de 2017

El abogado de Chiara Díaz presentó la renuncia del vocal del STJ y el gobernador ya se la habría aceptado

El abogado defensor de Carlos Chiara Díaz, Guillermo Brunner, presentó a primera hora de esa mañana la renuncia del vocal del Superior Tribunal de Justicia. La dejó asentada en la Secretaría general de la Gobernación, para ser elevada de inmediato al gobernador Gustavo Bordet. Fue recibida por el propio Edgardo Kueider y derivada de inmediato al gobernador, quien la habría aceptado esta misma mañana, según pudo saber ANALISIS DIGITAL. De esta manera, se cayó el juicio político en el Senado y habrá que definir quién será el reemplazante del ahora vocal renunciante.

(de ANALISIS DIGITAL)

El caso del vocal Carlos Chiara Díaz terminò esta mañana temprano. A primera hora del martes -exactamente a las 9.20-, el abogado defensor Guillermo Brunner presentó la renuncia del ahora ex magistrado ante el secretario General de la Gobernación, Edgardo Kueider, para que se la traslade al gobernador Gustavo Bordet. "Vengo por la presente a presentarle mi renuncia indeclinable e irrevocable al cargo que desempeño en el Poder Judicial de Entre Ríos", indicó en la misiva. Y acotó: "Motiva la presente el deterioro de mi salud, el cual se ha visto incrementado con motivos que son de público conocimiento, que me impiden desempeñar mis tareas de magistrado".

Según se supo, el gobernador se la habría aceptado de inmediato y ahora tendrá que comunicarlo por decreto al Senado de la provincia, que estaba llevando adelante el enjuiciamiento del ahora ex magistrado, que el 15 de mayo cumplía 50 años de trabajo en la justicia entrerriana.

De ahora en más, el Poder Ejecutivo y la oposición tendrá que ver quién será el reemplazante de Chiara Díaz. En Cambiemos aparecen dos nombres propuestos: el actual diputado nacional radical Jorge D agostino -oriundo de Viale- y el abogado Martín Acvedo Miño, nacido en Chajarí pero radicado en Paraná desde mediados de los '90, quien es autoridad educativa en la Universidad Católica Argentina, sede Entre Ríos. A este último lo propone la dirigencia del PRO. No obstante, hay dos nombres de la justicia provincial que podrían sumarse a la grilla, que actualmente se encuentran en cargos inferiores. Bordet anunció que no iba a proponer a referente alguno del oficialismo.

Intensa jornada de lunes

Ayer habían comenzado las testimoniales en el marco del juicio político al vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Carlos Chiara Díaz, y declararon cinco testigos citados por comisión acusadora de la Cámara de Diputados: cuatro de la Universidad de Belgrano y la secretaria de la Superintendencia del STJ, Elena Salomón. En tanto, para la tarde de este lunes estaban convocados por la defensa los reconocidos juristas Ricardo Gil Lavedra y Carlos María Folco. No obstante, la audiencia que iba a comenzar a las 16 se suspendió dado que no se presentaron ambos testigos. La Corte de Justicia decidió pasar a un cuarto intermedio hasta este martes, a las 8. Previo al comienzo de las testimoniales, el magistrado presentó esta mañana un escrito en el Senado, a través de su abogado, anunciando su renuncia al cargo, a partir del 31 de mayo de 2017, argumentando serios problemas de salud -por lo cual permanece internado-, pero ello no derivó en la suspensión del proceso de juzgamiento.

Cerca de las 11 de la mañana y luego de un largo debate sobre si se continuaba con el juicio, la comisión acusadora de la Cámara de Diputados llamó a sus testigos para que presten declaración ante el Senado constituido en corte. La primera en declarar y por más de una hora, fue la secretaria de la Superintendencia del STJ, Elena Salomón, quién brindó detalles sobre los procedimientos realizados en el Poder Judicial en cuanto a viáticos y licencias.

Las preguntas versaron sobre los movimientos del vocal Chiara Díaz en los últimos 10 años, lo más revelador de su testimonio fue que afirmó que el vocal del Superior Tribunal se había “autoasignado licencia” en una oportunidad, así como también viáticos y choferes. La testigo recordó que en esta instancia, el vocal del STJ estaba al frente de la presidencia en feria, por lo que dejó al cuerpo sin un miembro integrante.

No obstante, Salomón comentó que luego de que se corrió un informe de ese hecho a la Procuradoría General de la Provincia, el juez devolvió los viáticos asignados y la licencia fue sin goce de sueldo.

Además, dejó entrever que no existía un sistema que corrobore si lo que declaraban que iban a hacer los integrantes del Superior Tribunal con las licencias y los viáticos otorgados, era lo que realmente hacían. Sobre esto Salomón recordó que es el Superior Tribunal quién autoriza las licencias y los viajes, por lo tanto evalúan si es pertinente darlas.

Pasaron luego cuatro testigos de la Universidad Nacional de Belgrano, se trató de Marcos Solari, asesor legal, Sergio Da Silva, Coordinador Académico Administrativo; Ana Linares Quintana, Vicedirectora del plantel Académico y Pablo Lico, contador.

A todos se le formularon las mismas preguntas: si participaron en forma directa de los informes enviados a la comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados, a raíz de la investigación, si Chiara Díaz era docente de la casa y desde cuando, si cobrara viáticos y honorarios, si tenían conocimiento de la profesión del vocal y si alguna vez lo vieron o supieron de que participara en alguna reunión con autoridades de la casa de estudios en función de juez y no de docente.

En mayor o menor medida los testigos confirmaron que Chiara Díaz cobraba viáticos por transporte de la Universidad y las horas cátedras por su tarea como director de la maestría y especialización en derecho penal que brindaba la universidad como posgrado.

Chiara Díaz tuvo desde el 2005 46 horas anuales distribuidas según la modalidad en la que se dictara la cátedra, “intensiva” o “regular”. La modalidad regular se dictaba los jueves y viernes de 17 a 22 y la intensiva los viernes y sábados de 9 a 21, dos fines de semana por mes.
Al consultarles los diputados a los testigos si alguna vez había faltado o pospuesto sus clases por alguna otra razón, uno de ellos, Sergio Da Silveira, resaltó que el Dr Chiara Díaz “era muy cumplidor en sus funciones” en la Universidad.
   
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios