ACTUALIDAD  26 de enero de 2017

Con una acordada, la Cámara Electoral busca avanzar en el control del escrutinio provisorio

La Cámara Nacional Electoral (CNE) emitió este jueves una acordada con recomendaciones para la recolección, transmisión, totalización y difusión de los resultados de las próximas elecciones. De esta forma, los jueces electorales dieron el puntapié inicial para quedarse con el control de los resultados, hoy en manos del Ministerio del Interior. Vale recordar que el año pasado el Ejecutivo le había prometido a la CNE la cesión de esa potestad, pero con el freno a la reforma electoral aún no lo oficializó.

En el documento suscripto por los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, el organismo estableció que los telegramas del escrutinio deberán ser dirigidos a la Justicia Nacional Electoral "a los efectos del escrutinio provisorio". En ese contexto, los jueces también establecieron que "en los sucesivo y como regla general" los telegramas deberán ser digitalizados y transmitidos desde los lugares de votación.

Actualmente, el escrutinio provisorio corre por cuenta de la cartera que dirige Rogelio Frigerio. Sin embargo, la discusión por quién controla los resultados de las elecciones no es nuevo. Luego de varias idas y vueltas el año pasado el gobierno había dado luz verde para que el escrutinio quedara en manos de la CNE, pero con el freno de senadores a la reforma los cambios quedaron en suspenso.

Según pudo saber Ámbito, en marzo los jueces electorales tienen planeado reunirse con partidos políticos y ONG para comunicar estas medidas acordadas con el objetivo de aportar mejoras al proyecto de reforma electoral.

Los camaristas buscan que no se repita lo sucedido en las últimas elecciones cuando la Dirección Nacional Electoral (en manos del Ministerio del Interior) demoró la comunicación oficial de los resultados de la primera vuelta. "Queremos que sea todo más transparente", repiten por estas horas como un mantra desde la calle Alem al 200.

En ese marco, la Justicia electoral también requirió al Servicio Electoral del Correo Oficial "que arbitre los medios para colocar un sistema de trazabilidad en las urnas, padrones y materiales para las mesas de votación", entre otros elementos. Además, ordenó la adopción de "mecanismos para optimizar el control de la cadena de custodia" durante el despliegue y repliegue de materiales y documentación electoral.

En busca de "la transparencia, la seguridad y el normal desarrollo" de los comicios, los jueces electorales dieron un nuevo paso para meterle presión al Gobierno para quedarse con el control del escrutinio de las elecciones. Por lo pronto habrá que esperar hasta el comienzo de las sesiones en el Congreso para saber si finalmente el Gobierno oficializa las nuevas facultades de la Justicia electoral.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios