SOCIEDAD

24 de enero de 2017

Cómo cuidarse de la clonación de tarjetas durante las vacaciones en Brasil

Ante la aparición de casos, especialistas brindan consejos para protegerse de fraudes en compras y en cajeros automáticos. Cómo son los aparatos para clonar las tarjetas. Cómo evitar la clonación y qué hacer después del robo.

Días pasados se conocieron denuncias de argentinos que sufrieron la clonación de sus tarjetas en diferentes centros turísticos de Brasil. Una modalidad de robo que hace años crece sin control, en muchas ciudades de países que reciben muchos turistas, como México, Colombia y también, otros de Centroamérica.
El "Skimming", también conocido como clonación de tarjetas de crédito o débito, equivale a la emisión o copia de un nuevo plástico con las atribuciones del plástico original, pero sin la autorización del legítimo tarjetahabiente.

Con la utilización de un dispositivo diminuto, se copia la banda magnética de una tarjeta en breves segundos, principalmente cuando la víctima realiza una compra, entrega el "plástico" para que lo pasen en la máquina correspondiente y la pierde de vista por unos segundos. Es decir, los falsificadores copian la información a otro plástico y con ello, hacen compras o retiros a nombre del dueño de la cuenta.


Delincuente mexicano lo explica y muestra el "skimmer":

Los mecanismos para clonar

Los delincuentes usan un lector de tarjeta como el de la entrada al cajero automático o el que tienen los posnet, con capacidad de hasta cien códigos.
El sistema, llamado Skimmer, es del tamaño de un "beeper", y permite obtener información con sólo deslizar la tarjeta. En menos de 2 minutos, pueden clonar su tarjeta.

 

Cómo lo hacen:

1. El delincuente tiene en su poder un "Skimmer" de bolsillo (usado para leer y guardar la información de la tarjeta).

2. Luego el delincuente que trabaja en una tienda, estación de servicio o restaurante, espera a que alguien vaya a pagar y pasa la tarjeta del cliente por la maquina original de la tienda y también, por su Skimmer para guardar la información de la tarjeta (solo toma 4 segundos sacar el Skimmer del bolsillo y pasar la tarjeta por el aparato).

3. Luego, el delincuente va a su casa y conecta el Skimmer a una computadora y pasa la información desde el Skimmer hacia la computadora.

4. Luego el delincuente utiliza una tarjeta en blanco con cinta magnética y la pasa por otra máquina llamada codificador de tarjetas de crédito para pasar la información de la computadora hacia la tarjeta en blanco y listo. Ahora, la tarjeta que estaba en blanco, posee la información de la tarjeta original, lista para comprar y gastar dinero a su nombre.

5. Si el delincuente solo quiere comprar por internet y no clonar la tarjeta físicamente, llegaría hasta el paso Número 3. Porque ya en este paso, el delincuente tiene el nombre del dueño de la tarjeta, el número de la tarjeta, el PIN o número secreto, la fecha de expiración e inclusive el número de "seguridad" o CVV. Todo lo necesario para comprar online.

 

El lector de cinta magnética usado para Skimming.

Enorme negocio

El delito de clonación de tarjeta crédito y débito es un problema importante para los bancos, pero también un negocio enorme para los delincuentes. En Colombia, por ejemplo, es el delito más reportado por usuarios del sistema financiero y según la Policía, cada mes, se recibe en promedio, 100 denuncias de usuarios del sistema financiero que han sido víctimas de delitos informáticos, en los que las clonaciones de tarjetas son los más comunes realizados por la delincuencia organizada, dedicada a la clonación del llamado "dinero plástico".
México, señalaron que el año pasado hubo 4 millones de reclamos a los bancos por fraudes con clonación de tarjetas, tanto con la modalidad de copia por compras o por extracción de códigos en cajeros.
No queremos estigmatizar a nuestros vecinos, pero Brasil es un destino que genera una sorprendente cantidad de reportes de clonaciones por parte de los viajeros.

 

Cómo evitar la clonación

Hay mucha información sobre prevenir la clonación de tarjetas de crédito ofreciendo consejos muy sensatos a los viajeros. Cualquier persona puede ser una víctima por solo facilitar su tarjeta en una tienda o restaurante y no estar atentos a ella. Como evitar ser una víctima del Skimming:

1. Cuando pague en una tienda con su tarjeta de crédito o débito, preste mucha atención de por donde el empleado pasa la tarjeta, no pierda de vista su tarjeta. También este atento sobre las manos del empleado, ya que algunos Skimmer son tan pequeños que caben en la palma de la mano.

2. Cuando termine de comer en un restaurante NO le entregue la tarjeta al mozo, vaya usted mismo y pague la cuenta antes de irse. El mesero no lo puede obligar a usted a que le entregue la tarjeta para cobrarle.

3. Cuando vaya a retirar dinero de los cajeros, asegúrese de que no tenga ningún dispositivo extraño instalado por donde se introduce la tarjeta. 

4. Cuando vaya a entrar su número secreto (PIN) en un cajero, cubra con su otra mano el cuadro de botones, ya que los delincuentes que se dedican al Skimming, instalan pequeñas cámaras que apuntan hacia el cuadro de botones para ver el número secreto que usted ingresa.

5. Consulte con su banco o su proveedor de tarjeta si tienen la opción de alerta por SMS (mensaje de texto) para notificarle a usted sobre las compras o retiro de dinero superiores a cierta cantidad. De esta manera, si su tarjeta es clonada, el banco o su proveedor de tarjeta lo alertara vía mensaje de texto cuando alguien retire o compre algo cuyo valor sea mayor al especificado en la alerta. Si su banco no ofrece esta opción pregunte si tienen otros tipos de alertas similares.

6. Si su banco ofrece servicios online (por Internet) aproveche esta ventaja, ya que le permite a usted monitorear sus estados de cuentas y transacciones diariamente, así no tendría que esperar hasta que le llegue su estado de cuenta todos los meses para verificar si hay alguna compra, retiro de dinero o transacción sospechosa.

7. Usar un adicional reduciendo el límite de crédito. A las tarjetas se le puede asignar un límite de compra individual previo a salir de viaje. Es posible reducirlo y fijarle, por ejemplo, sólo el 10% de ese límite.
La idea es realizar todos los pagos cotidianos con esa tarjeta con el límite de crédito reducido, de manera tal que si somos víctimas de una clonación el importe total por el que nos podemos ver afectados sea mucho menor que el límite disponible total de la cuenta.

Luego, al regresar del viaje, se le puede volver a fijar el límite de compra que se desee establecer.

Anulaciones: ¿Qué hacer tras el robo?

En la provincia de Misiones se han dado casos de clonaciones de tarjetas y tras los reclamos de clientes, desde algunas entidades financieras como por ejemplo, el Banco Macro respondió que "las compras con tarjetas se pueden anular siempre y en el acto". 

Desconocimiento de compra

Si por alguna razón quien realiza la venta no anula la operación, la recomendación es no firmar el cupón y estar atento al resumen de la tarjeta de crédito, ya que si de cualquier manera impactó el débito, el cliente tiene la posibilidad de ir a su sucursal y realizar el trámite de desconocimiento de compra (este trámite se puede realizar en un plazo de 30 días posteriores a haber recibido el resumen)
Es muy importante recordar que es una ventaja hacer uso de los canales automáticos disponibles en el banco para que los clientes tengan pleno conocimiento sobre sus estados contable.

 

En silencio

Lo cierto es que cada vez es más común en muchos paises de estas latitudes, escuchar de quejas e historias sobre personas que han sido víctimas de clonaciones de tarjetas, debido a los avances tecnológicos y a la facilidad para acceder a aparatos que copian la información de las bandas magnéticas de los plásticos.
Este factor ha aumentado el temor entre los usuarios de ser víctimas de este delito, y los clientes consideran que es más seguro pagar con efectivo que a través de tarjetas débito o crédito.
Pese a que este delito se ha convertido en un problema para las entidades, éstas prefieren guardar silencio sobre el tema para evitar pánico entre los usuarios.

Mudar a los chips

El panorama en cuanto al fin de la clonación no es alentador. Se espera que todas las tarjetas migren al sistema de chips, que es mucho más seguro, pero mientras tanto, los delincuentes seguirán haciendo de las suyas y el sector bancario es el más afectado, ya que es quien debe reponer el dinero. Elonce.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios