Miércoles 20 de Enero de 2021

Hoy es Miércoles 20 de Enero de 2021 y son las 01:05 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

  • 22.4º
  • Despejado

22.4°

EL CLIMA EN FEDERAL

POLICIALES

25 de septiembre de 2016

Continúa detenido el pastor de la Universidad Adventista del Plata

Un juez federal porteño ordenó el arresto de uno de los vicerrectores de la Universidad Adventista del Plata por estar involucrado en un millonario contrabando de artículos electrónicos.

El  inusitado despliegue de las fuerzas de seguridad sorprendió a casi todos en la tranquila Villa Libertador General San Martín. Pero mayor fue el estupor cuando se llevaron detenido a uno de los vicerrectores de la Universidad Adventista del Plata, por su complicidad en el millonario contrabando de artículos electrónicos escondidos bajo el paraguas de la donación de material hospitalario.

El allanamiento fue realizado por varias delegaciones de la Policía Federal y Gendarmería, por orden del juez federal de Campana, Adrián González Charvay. El jueves irrumpieron en la sede de la universidad alrededor de las 15 y secuestraron documentación, computadoras y dispositivos de almacenamiento de datos.

Después de dos meses de investigación, el magistrado ordenó la detención de seis personas, entre los que figuran autoridades de la Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, uno de ellos, vicerrector de la universidad en la Villa Libertador General San Martín.

La maniobra se descubrió el 19 de julio, cuando los inspectores aduaneros de la terminal Zárate, a orillas del río Paraná, abrieron los contenedores que, supuestamente, provenientes de los Estados Unidos como una supuesta donación de equipamiento electromecánico hospitalario, artículos eléctricos y herramientas manuales. En cambio, se encontraron con un millonario contrabando de modernas pantallas de TV, computadoras, tablets, equipos profesionales de filmación, consolas musicales e incluso drones por un valor estimado de 15 millones de pesos, según consta en la denuncia que hizo en su momento la Dirección General de Aduanas.

Material vencido. La falsa donación tenía como destinataria a la Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día y parte del equipamiento había sido enviado para la Villa Libertador General San Martín.

En estos meses, el magistrado dispuso que se realice un inventario de todo lo que se intentó ingresar al país y los especialistas intervinientes determinaron que una gran cantidad de los insumos hospitalarios estaban vencidos y en mal estado; también constataron que en los contendedores había desechos clínicos, sustancias que podían ser infecciosas y distintos aparatos electrónicos de alta gama no declarados.

Fuentes judiciales confirmaron, incluso, que entre el material que se pretendió ingresar al país había “sustancias y elementos que por su naturaleza, cantidad y características pueden afectar la salud pública”. Entre los elementos hallados en los contenedores había medicamentos varios, material descartable, jeringas y otros elementos para cirugía, todos vencidos, de origen en los Estados Unidos, con destino a hospitales y clínicas de las provincias de Buenos Aires y de Entre Ríos. Lo cierto es que la tecnología médica y el equipamiento electromecánico hospitalario habían sido descartados por obsoletos.

Junto con el material vencido había televisores de pantalla curva de 65 pulgada; otros de 75 pulgadas, de tecnología Android TV; aparatos Samsung Smart TV de 46 pulgadas; computadoras All in One HP Pavillion, PC All in One, iMac de Apple, discos rígidos de 6 Tera byte, memorias expandibles de 1 Terabyte Samsung, placas de video de Intel, dos drones profesionales con filmación, tablets y telefonía celular de alta gama, como ser iPhone 4 y iPhone 6, y iPod. Había, además, una consola de sonido digital y una filmadora de cine.

Las estimaciones sugieren un perjuicio para el fisco superior a los 6 millones de pesos.

El descargo adventista

Tras el allanamiento, desde la Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día emitieron un comunicado en el que admitieron la existencia de la donación proveniente de la Iglesia Adventista de los Estados Unidos, que fue aceptada por la entidad entrerriana, y “comprendió una gran diversidad de artículos, cuya variedad responde a su utilización” en la universidad “para la formación de estudiantes de las distintas facultades” y particularmente en la Facultad de Ciencias de la Salud. Asimismo, señalaron que “sus directivos se harán presentes ante el juez a cargo de la investigación”, que la entidad ha colaborado tanto con el personal aduanero como con la justicia y que “está a derecho”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios