GENTE

28 de julio de 2016

Advierten que 44.000 mujeres en edad fértil podrían contraer zika en Argentina

El número, que es el resultado de una proyección, podría ser mayor si se tuviera en cuenta la transmisión de la enfermedad por vía sexual. Según el Ministerio de Salud de la Nación, en lo que va del año se notificaron 1781 casos.

La primera proyección sobre el impacto poblacional que podría tener la transmisión del virus zika en América revela que 1,65 millones de mujeres en edad reproductiva están en riesgo de contraer la infección en los países de la región si no se toman las medidas de prevención adecuadas. En la Argentina, el número sería de 44.000 mujeres jóvenes en promedio.

Y eso sólo tiene en cuenta la enfermedad contraída por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Aún se desconoce cuántos casos más podrían sumarse al considerar la vía de transmisión sexual, que diferencia al zika del virus del dengue y la chikungunya, de acuerdo con los detalles del estudio que se publicó anteayer en Nature Microbiology.

En diálogo con La Nación, el geógrafo Andrew Tatem, de la Universidad de Southampton, explicó que la proyección que hizo con colegas ya describe la magnitud que alcanzarían por lo menos en un año los casos autóctonos de la infección en los países de América Central y del Sur. Se habla de que un caso es autóctono cuando se trata de una persona que adquirió la infección sin haber viajado a alguna zona afectada.

Brasil es el país con más casos notificados (32.679 confirmados de 137.808 probables). Es uno de los 60 territorios con transmisión sostenida del virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asistió al Comité Organizador de los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de ese país en la estrategia para prevenir nuevos casos. Los resultados de otra proyección, esta vez de un equipo del Imperial College de Londres en la revista Science, hablan de que será difícil contener la diseminación de la epidemia con las medidas de control existentes.

Hasta hace una semana, todos los países de la región confirmaron casos importados (pacientes con antecedentes de viaje) y autóctonos. Chile, Cuba y Canadá sólo tienen de los primeros.

En la Argentina, de acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación, en lo que va del año se notificaron 1781 casos, de los que se descartó el 3,5% y se confirmó por laboratorio el 2,5 por ciento. El resto aún está en estudio. Además de la transmisión vectorial (por picadura del mosquito), la Argentina, Canadá, Chile, los Estados Unidos y Perú registraron casos de transmisión sexual del virus.

Lo que preocupa de este virus son las consecuencias en la salud fetal, sobre todo cuando las embarazadas se infectan en los dos primeros trimestres.

La OMS está estudiando la relación entre la infección materna y los nacimientos de bebes con microcefalia y síndromes neurológicos. Es más, un comité científico se reunió la semana pasada en Recife para avanzar en la definición de un síndrome congénito por zika, que afecta la audición, la función neurológica y la visión, entre otras complicaciones, incluido el síndrome de Guillain-Barré, que puede causar parálisis.

"A casi un año de trabajo de varios grupos de investigadores, hoy existe un cierto consenso en asociar el zika no sólo con la microcefalia, sino también con otros aspectos de un síndrome congénito", aseguró Luis Codina, representante adjunto de la Organización Panamericana de la Salud en Brasil.

Proyección 
En la primera proyección de la población femenina joven -en edad reproductiva- que publica el equipo de Tatem se refina una estimación previa que hablaba de 5,6 millones de mujeres en riesgo. El equipo de investigadores de las universidades de Southampton, Oxford (Reino Unido) y Notre Dame (EE.UU.), con especialistas del Proyecto WorldPop y la Fundación Flowminder, estimaron que 1,65 millones de mujeres en edad reproductiva y 93,4 millones de personas en total podrían contraer la infección en una primera ola epidémica, es decir, por lo menos más de un año.

De hecho, el equipo del Consejo de Investigación Médica del Imperial College de Londres publicó también que "la epidemia explosiva actual" de zika en la región duraría entre dos y tres años, seguida de pequeños brotes locales. De reaparecer, lo haría en 10 años porque es poco probable que una persona se infecte dos veces.

Pero ¿cuántas de las infecciones proyectadas serían en la Argentina? "Estimamos que unas 44.000, en un rango de entre 27.000-108.000 nuevos casos en argentinas en edad reproductiva", respondió Tatem. El cálculo también indica que 2,7 millones de argentinos podrían contraer el virus.

Con ambos resultados, el país se ubica séptimo en una lista por número de infecciones proyectadas tanto en la población general como en las mujeres en edad fértil. Brasil la encabeza con, respectivamente, 37,4 millones y 579.000 casos, seguido de México, Venezuela, Colombia, Haití, República Dominicana y Cuba, entre las naciones más afectadas.

El equipo distribuyó la predicción por cada cinco kilómetros cuadrados de población en un mapa de América Central y América del Sur. También se tuvieron en cuenta los indicadores vitales de cada país, las temperaturas promedio mensuales, la distribución del mosquito Aedes aegypti, la prevalencia de otras infecciones vectoriales y hasta índices socioeconómicos.

¿Para qué debería servir esta estimación espacial en América? Los autores aspiran a que, por lo menos, no pase inadvertida, sobre todo cuando el 80% de estas infecciones no producen síntomas.

"Este tipo de proyecciones tienen un papel importante en las primeras etapas de una epidemia, cuando se pone en marcha la planificación de la vigilancia y la respuesta al brote tanto internacional como localmente -precisó Tatem-. Vamos a seguir monitoreando estos números en los próximos meses, además de revisar y actualizar los modelos a medida que aparezca nueva evidencia y se reúnan más datos."

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios