Domingo 25 de Julio de 2021

Hoy es Domingo 25 de Julio de 2021 y son las 09:09 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

DEPORTES

30 de junio de 2016

Boca se llevó por delante a un rival que no le hizo frente

Boca Juniors, campeón vigente, no tuvo inconvenientes y pasó fácilmente de ronda en la Copa Argentina, al derrotar con claridad a Güemes de Santiago del Estero por 4-0, en un partido disputado en la ciudad de San Juan.

El conjunto "xeneize", que se prepara para asumir el compromiso de ida de una de las semifinales de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle en Ecuador, accedió de este modo a los 16vos. de final de la competencia local. En esa instancia enfrentará al ganador de Nueva Chicago-Santamarina de Tandil. 

Los dirigidos por el mellizo Guillermo Barros Schelotto hicieron notar la evidente superioridad en calidad individual y colectiva que hay entre ambos planteles. 

Ya a los 15 segundos, Boca estableció diferencia en el marcador, con una conquista de Cristian Pavón, quien definió con pelota dominada, luego de una equivocación del lateral santiagueño Elías Martínez en la salida. 

Casi sin proponérselo y exhibiendo una envidiable velocidad en tres cuartos de cancha hacia adelante, el conjunto auriazul continuó ejerciendo un claro dominio. 

Y sobre los 13, Pavón apareció raudamente por el costado derecho, le ganó en la aceleración a su marcador y definió cruzado ante la salida del arquero Rodrigo Cervetti (ex-Instituto de Córdoba).

Un equipo que mostró voracidad ofensiva y jamás sacó el pie del acelerador (por lo menos en los 45 minutos iniciales) fue demasiado para un Güemes que tuvo lo mejor en las tribunas: alrededor de 3.500 simpatizantes del "Gaucho" alentaron sin cesar, pese a que el marcador siempre fue adverso. 

A los 23, un desborde de Federico Carrizo por derecha halló al chaqueño Juan Manuel Insaurralde en el centro del área y el apurado rechazo de Jonathan Páez (ex-Defensores de Belgrano, Tristán Suárez y Deportivo Morón) se erigió en la tercera conquista. 

En el segundo tiempo, Boca aplacó el ritmo. Prefirió hacer circular la pelota y no profundizó demasiado. El equipo de Barros Schelotto exhibió una mueca de disgusto con la salida anticipada de Insaurralde (lesión en la cadera) y el DT le dio aire a otros valores (Andrés Cubas, Pablo Pérez), que venían relegados por padecer ciertas molestias físicas. 

En el final, cuando el marcador parecía sellado, Pablo Pérez llegó libre para anotar el cuarto y así sentenciar un pleito que jamás fue equilibrado, pero que sirvió para ajustar la preparación del equipo, de cara a la primera semifinal de la Copa Libertadores.

COMPARTIR:

Comentarios