DEPORTES

11 de enero de 2016

Lionel Messi recibió su quinto Balón de Oro y marcó un nuevo récord

La Pulga fue elegido otra vez como el mejor jugador del mundo, y se convirtió en el primero en recibir este reconocimiento cinco veces. Lio, que compartió terna con Cristiano Ronaldo y Neymar, había sido premiado en 2009, 2010, 2011 y 2012.

Cuando dieron a conocer el nombre del ganador del Balón de Oro 2015, prácticamente nadie se sorprendió de la decisión. Después de un 2015 estelar con la conquista de cinco títulos de seis posibles con la camiseta del Barcelona, Lionel Messi superó a Cristiano Ronaldo y su compañero Neymar para adueñarse de la máxima distinción a la que puede aspirar un futbolista. Fue la quinta vez en su vida que lo logró.

El Palacio de Congresos de Zurich (Suiza) se rindió a los pies de la Pulga, quien se llevó una tremenda ovación además de otra estatuilla dorada que incluirá en una poblada vitrina. Luego de ganarlo cuatro temporadas consecutivas (2009, 2010, 2011 y 2012) y sepultar los dos últimos años sabáticos (fue escolta de CR7), recuperó el cetro internacional que nadie se atreve a discutir. Es el mejor, por escándalo. Así fue el vaticinio de capitanes y entrenadores de las selecciones, como también de los periodistas involucrados en la votación.

Gracias al manifiesto poderío del rosarino, Argentina estuvo cinco veces en la cúspide del fútbol por este premio tan particular, que comenzó a entregarse en 1956 de la mano de la revista France Football y que recién en 2010 se unificó con el criterio de la FIFA. Así alcanzó a Brasil (Ronaldo -2-, Rivaldo, Ronaldinho y Kaká), mientras que quedó a uno de Francia (seis en total) y a dos de Alemania y Holanda.

En la cosecha individual, el quinteto de galardones del '10' estiró la distancia respecto de Cristiano, quien lo alzó tres veces. En la misma línea que el luso del Real Madrid se ubican Johan Cruyff, Marco Van Basten y Michel Platini, otros fenómenos que marcaron una época con sus clubes y combinados nacionales.

Con apenas 28 años y un largo camino por recorrer en esta actividad, a Messi le restan pocas barreras por derribar. Viene de obtener la Liga de España, la Champions League, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes que lo consolidaron como el criollo con mayor cantidad de títulos en la historia, con el escenario preparado para seguir de parabienes en la actual temporada con el Barça.

Sin rastros de la lesión en la rodilla que puso en vilo al país y a toda Cataluña, Lio volvió a las canchas con su mejor versión y también recibió el 2016 con un nivel de alto vuelo, combinando goles, asistencia y lujos. Asimismo, renovó la fe para hacer realidad la obsesión que lo desvela: dar una vuelta olímpica con la Selección. La Copa América del Centenario, a mediados de año, será una oportunidad de oro para conseguirlo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios