DEPORTES  6 de diciembre de 2015

A pesar de perder el clásico ante Independiente, Racing clasificó a la Libertadores

La Academia cayó 2-1 en un Cilindro colmado y con un global de 3-2 venció al Rojo en una serie histórica y se metió en la Copa. El Cebolla Rodríguez abrió el marcador de tiro libre, Lollo empató de cabeza y Lucero puso cifras definitivas.

¿Quién puede negar que el fútbol es emocionante? Si alguien tiene la tentación de negarlo, los 90 minutos entreRacing Independiente en el Cilindro servirá para liquidar todos esos pensamientos. El Rojo lo ganó 2-1 con dos hombres menos y tuvo el tercero en la última que podría haber forzado los penales, pero la Academiaaguantó los embates y se quedó con el último pase a la Copa Libertadores por el 2-0 que obtuvo en la Ida.    Una primera etapa en la que ambos jugaron sus fichas conociendo sus posibilidades y responsabilidades.Independiente fue el que propuso, similar a la ida, y Racing repitió la cautelosa inteligencia, que buenos frutos le dio en el primer chico de Avellaneda. El Rojo se apropió de la bola, intentando resquebrajar las férreas líneas defensivas del local que aplicó intensidad con la velocidad de Gustavo Bou en las contras.   Lo cierto es que los de Pellegrino dominaron al peligroso atacante y casi no pasaron sofocones; mientras que los de Cocca se asentaron sobre Saja para sostener el cero y la calma. Lucero, con dos cabezazos y un remate en el palo, tuvo la llave del riesgo.     Con la movilidad de Benítez, el manejo de Ortiz Méndez, más la explosión por las bandas de Trejo, Independiente jugó en el campo de su rival pero no consiguió partir las manos del arquero. El 1, además de ahogar los gritos de Lucero, también tapó a modo impecable un remate del Marciano y contó con la suerte de su lado en un cabezazo cruzado de Toledo. En la segunda etapa llegó el certificado de partidazo con tres goles y dos expulsiones, más una jugada quepudo haber cambiado la historia. Mientras el Rojo apretaba, Cebolla Rodríguez marcó de tiro libre y justificó en el resultado la superioridad, para ir en busca del segundo. Pero rápidamente apareció Luciano Lollo con un impecable cabezazo que igualó las acciones y sepultó buena parte de las esperanzas del rival.   Los de Pellegrino perdieron la cabeza y en dos minutos se quedaron con dos hombres menos por lasexpulsiones de Jesús Méndez (discutible) y de Jorge Ortiz (justificada). En Avellaneda todo era fiestaceleste y blanca, pero Lucero encontró un balón dentro del área en tiempo de adición y rompió el arco de Saja para poner el 2-1 y darle un tiro de gracia a los suyos.   Lo tuvo Cuesta en la última acción del partido: la peinó el Cebolla y el marcador central, vestido como un delantero de área, se topó con un esférico picando ante su humanidad. Le dio con virulencia y su derechazo rozó el ángulo superior derecho del arco contrincante, paralizando a toda la ciudad.   Loustau pitó el final del juego y Racing desató toda su euforia a pesar de la derrota, porque le alcanzó con su actuación para meterse a la Copa Libertadores 2016 y destrozar todas las expectativas de su acérrimo rival. ¡Viva el fútbol!

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios