Lunes 27 de Junio de 2022

Hoy es Lunes 27 de Junio de 2022 y son las 16:58 - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

SOCIEDAD

7 de enero de 2022

Por qué aplicarse la dosis de refuerzo es crucial ante el avance de ómicron

Expertos subrayan la necesidad de aplicar el refuerzo ante el avance de ómicron. Las autoridades aseguran que hay vacunas suficientes y que se avanzará con la mayor celeridad posible en la campaña. Enero y febrero, los meses clave.

Mientras ómicron se propaga a toda velocidad -con delta, un positivo podía contagiar a cinco personas y con ómicron a 10- los especialistas enfatizan lo imperioso del refuerzo. Hasta ahora, se aplicaron poco más de 6.500.000 terceras dosis en la Argentina, indicadas a partir de los 4 meses de finalizado el esquema primario con dos dosis, insuficientes para batirse a duelo con la nueva variante.

Desde el Ministerio de Salud, miran con confianza esta etapa del plan de vacunación y afirman que hasta marzo se proponen avanzar con el refuerzo a mayores de 18 años, no sin antes completar los esquemas que faltan de segundas dosis.

“El 24 de diciembre se llegó a las 100 millones de dosis recibidas. No habrá falta de vacunas, hay en cantidad suficiente. Por ahora, no hay información sobre nuevos ingresos de sueros”, dijeron al diario La Nación fuentes de la cartera que conduce Carla Vizzotti. El 21 de diciembre arribaron 2,6 millones de las 20 millones de Moderna que se compraron para 2022; el 24 de diciembre, casi 740.00 de Pfizer, y el martes último entraron 1.704.000 de Cansino.

¿Por qué dar refuerzos luego de cumplidos 4 meses de la segunda dosis es crucial?
“Las investigaciones demuestran que para delta la respuesta inmune declina a alrededor del 40% a los 6 meses de la segunda dosis, pero para ómicron desciende todavía más, por eso se acordó dar el refuerzo a los 4 meses, empezando por las personas mayores, en quienes esa respuesta inmune disminuye más rápido”, explica Florencia Bruggesser, médica infectóloga y secretaria de Capacitación de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

Roberto Debbag, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (Slipe), añade que, excepto Sinopharm, que tiene menos, todas las vacunas con dos dosis alcanzan una efectividad del 30% para evitar la infección por ómicron, aunque esa protección trepa al 90% en la reducción de complicaciones y muertes.

“Pero si se da un refuerzo -dice Debbag- transcurridos los 14 días no solo se reducen mortalidad y complicaciones sino también la probabilidad de infección, ya que la protección aumenta al 70%. Por eso, el refuerzo es fundamental para prevenir la infección por ómicron y disminuir la transmisión de la variante, que genera el riesgo de una nueva mutación y de que, al haber tantos casos, se produzca una disrupción sanitaria y social, con afectación de servicios y saturación del sistema de salud.”

Vacunación en la Argentina

En nuestro país, desde inicios de noviembre pasado, se viene vacunando con una dosis adicional a personas inmunocomprometidas (con disminución del sistema de defensa del organismo) mayores de 3 años, sin importar qué vacunas habían recibido, y también a los mayores de 50 con dos dosis de Sinopharm. Esa tercera dosis (en la que no se vuelve a administrar Sinopharm) es parte del esquema primario y se aplica cuando la respuesta inmune inicial puede ser insuficiente. Hay otras vacunas con esquemas primarios de 3 dosis como la antipoliomielítica o la quíntuple. Una vez recibida la adicional, transcurridos los 4 meses, se debe inocular el booster.

El refuerzo, en cambio, es la administración de una dosis de vacuna luego de un esquema primario completo (dos dosis) cuya respuesta inmune es suficiente, pero va declinando en el tiempo. Los refuerzos comenzaron a aplicarse luego del 10 de noviembre pasado.

Desde el ministerio de Salud de la Nación detallaron que actualmente se dispone de vacunas AstraZeneca de principio activo argentino, Sputnik (primer componente y light), Pfizer, Sinopharm y Cansino. “Durante el verano, el plan es avanzar lo más posible en el refuerzo de mayores de 18 años que iniciaron el esquema de vacunación con el pase sanitario, que resultó muy efectivo porque desde que entró en vigencia 700 mil personas que no estaban vacunadas se vacunaron”, aseguraron fuentes de la cartera.

Sobre la vacuna Pfizer pediátrica, que podrían recibir chicos de 5 a 11 años, explicaron que se encuentra en estudio en la Anmat. Los contagios entre los niños están aumentando, en algunos casos con hospitalizaciones, y hasta ahora no se ha mencionado la posibilidad de darles refuerzo luego del esquema primario.

COMPARTIR:

Comentarios