DEPORTES

25 de febrero de 2015

Otra más: Racing goleó a Guaraní de local por la Copa Libertadores

La academia comenzó con el pie derecho el torneo continental y goleó en el cilindro a Guaraní 4 a 1 con goles del concordiense Gustavo Bou (3) y Diego Milito. Santander descontó para el elenco paraguayo. Los de Diego Cocca tienen puntaje ideal

Tuvieron que pasar 12 años para que el Cilindro vuelva a vestirse de gala para la Copa Libertadores de América. Tras la auspiciosa goleada conseguida en su visita al Deportivo Táchira, Racing recibió con mucha ilusión a Guaraní, un equipo que había empatado 2 a 2 frente al Sporting Cristal en su debut.

El emotivo recibimiento de los hinchas y las ovaciones a las figuras de la "Academia" formaron parte del pasado cuando el uruguayo Andrés Cunha abrió las persianas de un nuevo espectáculo del grupo 8 del certamen continental.

La propuesta era clara: los de Diego Cocca salieron a presionar en la búsqueda del gol prematuro, mientras que los paraguayos apostaron por las contras comandadas por Julián Benítez y Federico Santander.

Una triangulación entre Diego Milito, Gustavo Bou y Washington Camacho hizo lucir a Alfredo Aguilar y en la respuesta, el delantero con pasado en Tigre y Racing asustó a toda la ciudad con un remate rasante que se fue a centímetro del palo derecho de Sebastián Saja.

Si bien el dominio era absoluto de los albicelestes, los conducidos por Fernando Jubero mostraron argumentos para preocupar a su adversario. El buen pie de Juan José Aguilar inquietó a Luciano Lollo y Yonathan Cabral, pero la carencia de gente en ofensiva facilitó la tarea de la zaga central.

Sobre la media hora, el "Príncipe" tuvo la más clara para quebrar el cero. En una nueva sociedad con el ex Defensa y Justicia y Bou, el capitán quedó mano a mano frente al arquero, pero en su intento de colocarla al ángulo más lejano, el experimentado atacante envió su remate por encima del travesaño.

De todos modos, antes de llegar al descanso, con un lindo giro, el ex Inter habilitó al de Concordia, quien con un potente disparo estableció el 1 a 0. La pésima reacción de Aguilar contribuyó a la conquista "académica". Si algo le faltaba a Gustavo Bou para ingresar en la historia grande del club de Avellaneda era marcar el gol número 100 de Racing en la Copa Libertadores. Con la diferencia a su favor, los de Diego Cocca salieron a disputar el complemento con la tranquilidad de haber conseguido su cometido.

Por lo tanto, un pelotazo de Lollo hacia Camacho, le dio la posibilidad al uruguayo de llegar hasta el fondo y asistir a Diego Milito para que defina ante un arco vacío. Con el 2 a 0, la "Academia" continuaba de fiesta al obtener el puntaje ideal en la zona.

El exceso de confianza llevó a que el dueño de casa desperdicie una gran cantidad de ocasiones y la perseverancia paraguaya le devolvió las esperanzas a Guaraní. Federico Santander, tal vez el jugador más insultado por el público local, impuso el descuento para brindarle una carga emotiva muy intensa a la noche bonaerense.

El ingreso de Ramón Ocampo por Iván González le cambió la cara al combinado a cargo del entrenador español. El volante complicó por el sector derecho y se transformó en la herramienta más dañina para la visita.

Todas las inquietudes que se habían instalado en el Presidente Perón fueron despojadas mediante la velocidad de Brian Fernández y las desatenciones de la última línea paraguaya. El reemplazante de Milito capitalizó un grosero error de los centrales y habilitó a Bou, para que establezca el 3 a 1.

 

No conforme con el triunfo obtenido, Racing tuvo que volver a golear en la competición más cotizada del continente. La "Pantera" indomable fue la encargada de sellar el 4 a 1 definitivo. Lo que no hace en el torneo doméstico lo consigue en el certamen internacional, y aunque todavía falta mucho recorrido por delante, en Avellaneda se entusiasman con llegar a las instancias decisivas en la deseada Copa Libertadores. Del mismo modo que los hizo en Venezuela, el elenco de Diego Coca ganó de manera convincente, brindando espectáculo y demostrando una gran capacidad en ofensiva. El sueño albiceleste se está gestando.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios