Miércoles 12 de Mayo de 2021

Hoy es Miércoles 12 de Mayo de 2021 y son las 21:58 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

JUDICIALES

27 de agosto de 2020

Malas noticias para Stornelli y Santoro: el D’Alessiogate no irá a Comodoro Py

El fiscal Carlos Stornelli y el periodista estrella de Clarín, Daniel Santoro, recibieron un duro golpe, cuando en las últimas horas la Cámara Federal de Mar del Plata rechazó sus planteos para trasladar la causa conocida como “D’Alessiogate”, donde están procesados, a sus tribunales amigos de Comodoro Py.

Con esta resolución, el expediente que investiga a una banda paraestatal dedicada al espionaje ilegal, continuará en la órbita del juzgado federal de Dolores, a cargo del juez Alejo Ramos Padilla.

Lo que pretendían el cuestionado fiscal Stornelli -que estuvo en rebeldía durante 8 meses, negándose a concurrir a declarar- y Santoro, era que un fragmento central de la causa, pasara a tramitarse en los tribunales federales de Comodoro Py, donde saben que cuentan con una justicia favorable a sus intereses, lo que en los hechos significaría debilitarla hasta archivarla definitivamente y pase al olvido.

Ese fragmento se corresponde con la “operación GNL”, donde ambos aparecen directamente relacionados. El juez Ramos Padilla investiga si la causa por la importación de Gas Natural Licuado (GNL), que involucró a la ex presidenta Cristina Kirchner y a otros dirigentes políticos, estuvo direccionada por la banda del espía ilegal y falso abogado Marcelo D’Alessio. Se trata del expediente del que se tomó la dupla Claudio Bonadio-Carlos Stornelli para que la causa de las fotocopias de los Cuadernos quede en sus manos por una supuesta conexidad.

En GNL no sólo declaró D’Alessio como testigo en la fiscalía de Stornelli en dos oportunidades. También contó como prueba con un libro que escribió Santoro –y donde D’Alessio fue fuente- y hasta con un peritaje trucho por el cual el perito David Cohen debe ahora enfrentar un juicio por falso testimonio. Cohen fue quien firmó el primer informe en el que se habló de sobreprecios en GNL y fue clave en las detenciones del ex ministro Julio De Vido, y de su segundo en el Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta.

Tanto Stornelli como Santoro habían apelado la decisión de Ramos Padilla de quedarse con la investigación sobre el rol de D’Alessio y su banda en la “operación GNL” luego de una denuncia de Roberto Dromi que en principio se abrió en Comodoro Py, pero luego terminó en Dolores por una cuestión de conexidad. El fiscal y el periodista pretendían que volviera a los tribunales de Retiro. Pero la cámara marplatense dio por tierra con sus intenciones. “Si hubieran logrado su cometido podían ‘romper’ la causa”, indicaron fuentes vinculadas a la investigación para graficar la importancia de la decisión de la cámara.

En el procesamiento que Ramos Padilla le dictó a Santoro en el marco del D’Alessiogate, el 6 de agosto de 2019, el juez describió la operación GNL y graficó como se armó la causa.

Y ahora, la Cámara marplatense entendió “que los fundamentos desarrollados por el Sr. Juez del Juzgado Federal de Dolores, Dr. Ramos Padilla, para aceptar la competencia han sido conforme las normas procesales que rigen la materia, motivo por el cual consideramos que los agravios en ese sentido deben ser rechazados”.

Y añadió: “Que en base a la síntesis de fundamentos desarrollados tanto por el Dr. Casanello, el Dr. Curi y el Dr. Ramos Padilla, a los cuales adherimos sustancialmente, entendemos que los hechos denunciados por Dromi San Martino guardan estrecha similitud con los denunciados por el Dr. Leonardo Martínez Herrero y siendo que estos últimos ya se encuentran siendo investigados en las actuaciones principales -88/2019- deberá el titular del Juzgado Federal de Dolores continuar con el curso de la investigación de la presente, siendo que por el momento aún sostiene la competencia provisoria en las actuaciones principales conforme lo sostuvo esta Alzada en distintas oportunidades”.

De esta forma, la Cámara asestó un nuevo y duro revés a Stornelli y Santoro.

COMPARTIR:

Comentarios