30 de septiembre de 2019

La provincia sigue avanzando en el fortalecimiento de la salud ante la merma de fondos de Nación

El Ministerio de Salud dio a conocer un informe en el que detalla los fondos que la Nación dejó de enviar a la provincia de distintos programas, pese a lo cual el gobierno entrerriano sigue avanzando en establecer redes sanitarias que procuran mejorar los servicios de salud disponibles para toda la comunidad.

En ese sentido, se hizo notar que al haber la Nación reducido la jerarquía del Ministerio de Salud, se abandonó la relación institucional entre el poder central y la provincia en lo que hace a cumplir con los envíos de rigor, a lo que se suma el derrumbe de la moneda nacional, con lo que ello incide a la hora de comprar insumos sanitarios, entre otros.

En este contexto, se detalló que, en materia de provisión de Medicamentos (que se entregan en diferentes dependencias como CUS- Medicamentos; tratamientos para el Programa Provincial de VIH; y la Dirección Materno Infanto Juvenil): es incorrecta la información vertida acerca de que el vademécum está conformado por 72 medicamentos: Actualmente la provincia recibe entre 41 y 43 especialidades (que descenderían a 23 en el corto plazo).

Asimismo, en las últimas entregas mermó abruptamente el volumen de medicamentos recibidos desde el Programa CUS- Medicamentos, ya que se pasó de un promedio que estaba entre los 75.000 a 80.000 tratamientos, a 33.000 tratamientos provistos en agosto y 20.000 en septiembre.

El programa nacional dejó de entregar varios tratamientos esenciales sin previo aviso, lo que refleja una falta de previsión por parte de Nación en materia sanitaria y deriva en la imposibilidad desde las provincias de plantear soluciones anticipadas.

Además, se adelantó que en el corto plazo no hay expectativa de que se corrija esta situación; y en cuanto anovedades comenzó a circular que no se enviarán más los siguientes medicamentos: amoxicilina jarabe, cefalexina jarabe, cotrimazol o micomazol crema, difenhidramina comprimidos, homatropina comprimidos, ibuprofeno comprimidos, losartan comprimidos, mebendazol comprimidos, norfloxacina comprimidos, paracetamol gotas, penicilina g benzatínica apollas, sales de rehidratación oral. También se informó que en lo que resta de 2019 no vendrá: amiodarona comprimidos, amoxicilina ácido clavulánico comprimidos, digoxina comprimidos, peine fino, salbutamol gotas para nebulizar, vitamina d sn. Esto se traduce en que el botiquín contará con menos especialidades de las 41 y las entregas a Entre Ríos descenderán a 23.

Compensar por no recibir

Por su parte, el área de Perinatología, dependiente de la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil, también registró muchas faltantes durante este año en el Programa Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB).

En este período, el Programa IRAB no recibió Budesonide en aerosol (del cual se distribuyeron 3.000 aerosoles durante 2018); meprednisona en gotas (de la cual se entregaron 5.300 frascos el año pasado); Sales de Rehidratacion Oral sobres (3.700 entregados en 2018). Esta faltante se extendió a los Brazaletes Madre –Niño, de los que tampoco se recibió ninguna unidad (siendo que se distribuyen, en promedio, 15.000 por año); y se reportó una importante merma en la entrega de salbutamol en aerosol, del cual se recibieron 7.300 unidades (frente a los 21. 500 que se repartieron durante todo 2018).

Para sustentar los tratamientos ante la falta de provisión, desde el Ministerio de Salud se debieron instrumentar compras centrales para abastecer a los establecimientos de la red pública. Por ejemplo, se debió comprar Metformina (para tratar la diabetes, y era un insumo que antes se recibía con el botiquín de Remediar/CUS-Medicamentos).

Además, ante los faltantes registrados en Levotiroxina (como ya ocurrió durante 2018 y debió hacerse una compra), Salbutamol, Bunesonide y anticonceptivos, el Ministerio de Salud inició los procesos licitatorios para adquirir estos insumos y que no se vean interrumpidos los tratamientos.

Cabe señalar que ante el complejo escenario económico que deviene de Nación, ha ocurrido que incluso pese a haber ganado la licitación y habiéndose emitido las órdenes de compra, el proveedor ha decidido no entregar el producto. Lo cual dota de mayor incertidumbre y dificulta sostener las coberturas.

Anticoncepción y VIH

En materia de anticoncepción, que se canaliza por Programas de Salud Sexual y Reproductiva y de VIH, cabe señalar que el programa provincial de VIH recibe preservativos regularmente (cada 45 días aproximadamente). En tanto que el programa de Salud Sexual y Reproductiva han registrado discontinuidad en las entregas planificadas, y disminución del contenido de métodos anticonceptivos

El Programa Provincial de Salud Sexual y Reproductiva indicó que recibe insumos desde el Área Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (en principio dependiente del Ministerio de Salud, que a partir de 2018 fue bajado de rango a Secretaría de Gobierno de Salud), desde el año 2003, los cuales son provistos a través del dispositivo denominado CUS Medicamentos (ex Remediar).

En este último periodo, ante la discontinuidad en las entregas planificadas, y disminución del contenido de métodos anticonceptivos en el botiquín de Salud Sexual que reciben los efectores de salud y el depósito provincial, desde la provincia de Entre Ríos, se habilitó a los centros de salud y hospitales a comprar anticonceptivos y hormonas con sus propias partidas.

Cabe señalar como antecedente que en el año 2017, Entre Ríos compró 166.000 preservativos y las hormonas testoviron y espironolatona.

Programas CUS Sumar; Proteger y Redes

Según se aclaró, los llamados Programas Nacionales son herramientas de gestión que adoptan las provincias con el objetivo de mejorar o fortalecer sus estructuras sanitarias a través de distintas estrategias, y estos Programas son producto de créditos internacionales que toma el gobierno nacional.

En ese sentido, se señaló que “bajo ningún concepto estos recursos financieros son dádivas enviadas desde Nación sino que en términos generales, el dinero recibido por la provincia de Entre Ríos se corresponde y es consecuente con el desempeño sanitario alcanzado y que a su vez es auditado por distintos organismos provinciales y nacionales”.

En lo que respecta al Programa Sumar, se recibieron por todo concepto 61.785.237 pesos en el año 2018 y 31.954.233 pesos en 2019. Cabe mencionar que los recursos recibidos están directamente relacionados con la atención en el sistema público de salud de más de 406.000 entrerrianos desde su nacimiento y hasta los 64 años, que no tienen ningún tipo de obra social. A su vez la provincia presenta 14 indicadores que monitorean distintas instancias sanitarias que van desde controles de salud en los niños y las embarazadas hasta inmunizaciones.

Asimismo, por el Proyecto de Protección de la población vulnerable contra las enfermedades crónicas no transmisibles (Proteger) se recibieron 46.453.265 pesos en 2018 y 39.065.959 pesos en mayo de 2019. Cabe resaltar que el proyecto Proteger tiene establecido, en el convenio marco firmado por el gobernador Gustavo Bordet y la Secretaría de Salud de la Nación, el monto de las transferencias por cumplimiento de indicadores sanitarios en dólares que deben ser pasado a pesos en el momento de la transferencia.

La Secretaría de Salud de la Nación envió el 1 de octubre de 2018 una notificación de reestructuración donde estableció: “A su vez, en línea con las condiciones presupuestarias actuales, se modificará la cláusula 5.5 del convenio marco de adhesión considerando para las transferencias correspondientes al año 2018, el tipo de cambio proyectado en el mensaje del proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional del año en curso ($19,30 = U$S1)”. El día en que la provincia recibió la transferencia el dólar estaba 44,44 pesos para la compra; 46,50 pesos para la venta.

Independientemente de lo financiero, es de destacar que los recursos recibidos desde Nación son en retribución de actividades de salud que han sido realizadas alcanzando el 100 por ciento de las metas establecidas para este programa.

En estas actividades participaron 12 municipios entre los cuales se encuentran cinco que gobierna Cambiemos y más de 60 Centros de Atención Primaria de Salud provinciales y municipales, con el objeto de trabajar sobre la mejora del modelo de atención y promover estilos de vida saludables en toda la población.

Finalmente, en cuanto al Programa Redes, la última transferencia (por una cifra de 17.860.999 de pesos) se realizó en 2018. Durante el presente año no se recibió ninguna transferencia, sin embargo la provincia sigue avanzando en establecer redes sanitarias que procuran mejorar los servicios de salud disponibles para toda la población articulando las actividades entre establecimientos provinciales y municipales.

Embarazo adolescente

En lo que hace a la ley 9.501 que crea el Programa de Salud Sexual y Reproductiva y de Educación Sexual, el Ministerio se aboca a las políticas referidas a salud sexual y reproductiva; mientras que en cuanto a educación es competencia del Consejo General de Educación.

Por su parte, en torno a la situación de embarazo de adolescentes, se creó y se mantiene el Programa de Salud Integral de las y los Adolescentes, que sostiene servicios de atención integral a la salud de la población de 10 a 19 años, trabaja en el fortalecimiento de la estrategia sanitaria de atención interdisciplinaria y en el trabajo comunitario en pos de la promoción de hábitos saludables. Hay aproximadamente 20 consultorios, distribuidos en todo el territorio en hospitales y centros de salud (tanto provinciales como municipales).

Además se trabaja en conjunto al programa ENIA (Plan Nacional de reducción de embarazo no intencional en adolescentes) como herramienta de fortalecimiento de las políticas de Salud.

Asimismo, se realiza un trabajo sostenido en la difusión de los protocolos de abuso sexual (donde producto de estas situaciones pueden resultar embarazos forzados en la infancia), como la implementación del referido a interrupción legal del embarazo (ILE), que forman parte de la respuesta frente a los embarazos no intencionales.

La implementación del protocolo ILE se constituye una de las tantas acciones que sostiene el gobierno provincial para la lograda reducción de la mortalidad materna, en la que la garantía de la provisión de los insumos, la provisión de tecnología, el refuerzo de personal critico en maternidades con condiciones obstétricas neonatales esenciales, la regionalización de la atención perinatal se constituyen en las acciones efectivas de un estado provincial que asume la responsabilidad de las políticas sanitaras.

En cuanto al pago de becarios del programa de Equipos Comunitarios (ex Médicos Comunitarios), a la fecha la provincia está al día en los pagos y se recibieron los recursos para abonar los montos afectados a septiembre y octubre (junto a parte de lo que correspondería a noviembre).

No obstante, se mencionó que se registraron importantes demoras en la primera mitad del año a raíz de que el primer desembolso para este período se giró en julio. Por lo tanto, para poder pagar las sumas correspondientes a los primeros meses de los profesionales y no profesionales bajo programa (que cumplen tareas asistenciales y de terreno en distintos centros de salud provinciales y municipales), el gobierno de Entre Ríos debió autorizar el uso de recursos propios a efectos de sustentar este recurso humano.

Incluir en crisis

Otra herramienta que ha sido sistemáticamente desfinanciada es el Programa Federal Incluir Salud.

Desde la Unidad de Gestión provincial se indicó en lo que va del año se han desembolsado 152.346.734 pesos en concepto de: prestaciones de alto costo y baja incidencia (Pacbi); hemodiálisis; crónicos; prestadores privados; apoyo; prótesis y ortesis; transporte; salud mental; implantes; medicamentos ambulatorios; atención adultos mayores; óptica; rehabilitación; gastos operativos y otros gastos prestacionales. En este sentido, se informó que a la fecha el 43 por ciento del monto citado fue financiado por el tesoro provincial cuando deberían ser financiadas de forma completa por Nación, a partir del compromiso asumido bajo convenio.

Además, hasta el 31 de agosto, desde la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) se adeuda una cifra cercana a los 200 millones de pesos (198.390.505 pesos). Esto proviene de un programa sustentable que se aplicaba en las provincias, que se financiaba en forma completa por recursos afectados que se mandaban desde Nación. Desde que asumió esta gestión nacional, se han recortado las transferencias de recursos.

A partir de 2017 comenzaron a recibirse de forma discontinua; producto de ello, tuvo que salir la provincia a solventar la falta de recursos; en 2018 y 2019 se agravó la situación, ya que no se recibieron más reintegros en conceptos de alto costo.

Además, las cápitas, que es un compromiso mensual, se abonan totalmente desfasadas y en forma muy discontinua (el último ingreso, correspondiente a abril, se recibió el mes pasado).

Asimismo, este programa les debe a los prestadores privados que tienen vínculo directo con Nación, lo que ha traído consecuencias económicas para las organizaciones que trabajan en discapacidad, como en los últimos días, donde se conoció que las instituciones San Francisco y la Obra Don Uva debieron despedir gente al no poder pagarles debido a la falta de transferencias desde Nación. Igual de comprometidos están los centros de trasplante, clínicas y las droguerías de la provincia.

Vacunas

Respecto a las faltantes de insumos de vacunas, a la fecha se ha regularizado la recepción de dosis.

La planificación para el año en curso (2019), es de 1.174.584 dosis de todas las vacunas del calendario, a agosto se han recibido 971.584 dosis.

La planificación de insumos (vacunas) requeridos, se realiza por cuatrimestre. A la fecha ya se solicitó el cuarto trimestre del año, restando enviar el 20 por ciento de los insumos planificados para este 2019. 

COMPARTIR:

Comentarios