Viernes 14 de Mayo de 2021

Hoy es Viernes 14 de Mayo de 2021 y son las 01:13 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

JUDICIALES

22 de noviembre de 2018

EN EL JUICIO ORAL: El financista Elaskar denuncio que Jorge Lanata y Barrionuevo lo usaron para armar una operación contra Cristina

Federico Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, confesó que bajo amenazas se vio obligado a incriminar mediáticamente al gobierno de Cristina Kirchner en una causa por lavado de dinero, porque el periodista Jorge Lanata y el líder del gremio gastronómico, Luis Barrionuevo, le “llenaron la cabeza”.

“A mí, Luis Barrionuevo y Jorge Lanata me llenaron la cabeza diciéndome que Lázaro Báez me quería matar. Y como yo creía que Báez me debía cuatro millones de dólares, pensé que era cierto que me quería matar. Yo tenía 25 años y acepté decir en televisión lo que ellos me dijeron que dijera. Fue una operación política contra el gobierno de Cristina, porque querían instalar que el dinero era del kirchnerismo”, sostuvo.

Según precisa hoy Página 12 -que tuvo acceso a la declaración indagatoria en la causa por “la ruta del dinero K” ante el Tribunal Oral Federal 4-, Elaskar aclaró que tuvo que mentir por miedo a Lázaro Baez. Y confiesa que Lanata y Barrionuevo se aprovecharon de ese miedo: no sólo le dijeron que el empresario quería matarlo, sino que pasaron al aire su declaración, en el programa “Periodismo para Todos”, por El Trece, pese a que Elaskar les pidió que no lo hicieran.

“Ellos me llenaron la cabeza diciéndome que Báez me quería matar y por eso acepté decir lo que me proponían en la televisión. Pero enseguida me dí cuenta y les exigí que no pasaran al aire la entrevista. Pero me engañaron y ya no contestaron más el teléfono. Fue una operación política contra el gobierno anterior, instalando que era dinero del kirchnerismo. Era mentira. Y eso sigue hasta ahora”, dijo.

La deuda con el empresario se dio luego de que en 2010 se produjo la oferta de compra de SGI por parte de Helvetic, que tenía a Báez detrás. El monto que el constructor debía pagar eran 9 millones de dólares, de los cuales pagaron la mitad y quedaron debiendo la otra parte. La desesperación de Elaskar fue la usada por los medios para involucrar al kirchnerismo.

El financista dio su opinión acerca del futuro de la causa judicial: “Esta es una causa contra la ex presidenta. El juez Sebastián Casanello dijo que ella no tiene relación con el lavado de dinero ni con la plata de SGI, pero está todo armado y la Sala II de la Cámara Federal la va a cocinar”, advirtió.

Elaskar es conocido por haber sido dueño de la financiera SGI que los medios de comunicación hegemónicos apodaron La Rosadita, instalando la idea de que ahí se realizaban operaciones con el gobierno kirchnerista. Justamente, se hizo conocida por el video que mostraba a Martín Báez y a su socio Pérez Gadín contando 5.100.000 dólares. Las imágenes son del 2012, cuando Elaskar no era dueño de la financiera y vivía en Estados Unidos. Según Báez, el dinero provenía de la venta del loteo y de terrenos que le compró al colegio Northlands en Tortuguitas.

COMPARTIR:

Comentarios