El crack brasileño brilló en su primer partido con París Saint Germain, exhibió algunas de las cualidades que solía poner en práctica en Barcelona y asistió a Cavani en el segundo gol (ST 17m). El congoleño Jordan Ikoko abrió el marcador, en contra de su propia valla (ST 7m).

El astro del seleccionado brasileño de fútbol, con el número diez en la espalda, dorsal que le pertenecía a Pastore, asumió el liderazgo en el juego de París Saint Germain, que pagó 222 millones de euros por su adquisición.

Con este triunfo, PSG logró el segundo triunfo consecutivo luego del éxito ante Amiens por 2 a 0 en la primera fecha.