SOCIEDAD  16 de junio de 2017

Repudian cierre de "Felices los Niños"

Miembros de la fundación se concentraron frente al establecimiento en la localidad bonaerense de Hurlingham luego de que el gobierno provincial pidiera el cierre de la entidad benéfica. "Queremos que se respeten los derechos de los chicos", aseguró Jana, directora del lugar. 

Miembros de la fundación Felices los Niños se convocaron en la mañana de ayer frente al establecimiento ubicado en la localidad bonaerense de Hurlingham, luego de que el gobierno de la provincia ordenara el cierre provisorio de la entidad benéfica, dejando así en la calle a más de cincuenta menores de edad que viven en el lugar.

En el marco de la protesta, el director civil de la entidad, Juan Manuel Casolati, resultó detenido. Alrededor de las 9 de ayer se encontraron en las inmediaciones de las instalaciones de la organización solidaria Felices los Niños sus máximos responsables, los menores de edad que allí viven y estudian e incluso los familiares de estos chicos, para repudiar el cierre del lugar y reclamar que “se respeten los derechos de los chicos”, según indicó a “Crónicala directora del lugar, Jana.

En ese marco, los agentes de seguridad arrestaron a Casolati por “instigación al delito” luego de que se produjera un forcejeo entre una manifestante y personal policial, según declaraciones del jefe de distrito, comisario Andrés Lasala.

La medida gubernamental establece un plazo de seis meses para desalojar el predio que comprende un polo educativo de 10 escuelas y un complejo habitacional que alberga a 60 niños, quienes residen allí por “ser chicos en situación de abandono o porque sus padres trabajan todo el día”, remarcó Jana, directora del lugar.

“El cierre provisorio implicaría que esos jóvenes queden diseminados en diferentes orfanatos. Acá se les respetan sus derechos y con esta medida se los vulnera”.

A su vez, la autoridad del establecimiento reflejó que el fallo se fundamenta en que “nos exigen la presentación de los balances de 2005 y 2007, cuando la fundación tenía otro nombre y bajo otra gestión. Es algo que no está a nuestro alcance”, agregó.

La versión del gobierno, por su parte, difiere de sus dichos. En efecto, sostienen que Casolati se había comprometido a principios de año a entregar en un plazo de cuatro meses la información financiera de la fundación. Sin embargo, nunca lo hizo ni permitió que personal de gobierno ingresara al establecimiento, por lo que finalmente decidieron el cierre.

La fundación les brinda alojamiento a menores de entre 3 meses y 17 años; además dispone de un jardín maternal y de infantes, y escuelas primaria, secundaria, terciaria y de integración especial, en las que se les suministra las tres comidas a los 1.300 estudiantes que concurren a cada nivel.

A su vez, se llevan a cabo talleres de danza y de circo, apoyo escolar, y prácticas de fútbol y hockey. Una serie de mecanismos asistenciales, para pequeños en situaciones de marginalidad, que corren serio riesgo de interrumpirse por una determinación judicial.



COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios