Jueves 6 de Mayo de 2021

Hoy es Jueves 6 de Mayo de 2021 y son las 22:47 Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

SOCIEDAD

6 de junio de 2017

No le permiten estudiar por tener síndrome de Down

 Los padres del menor hicieron juicio a una escuela privada de Río Gallegos por discriminación. 

A mi hijo nunca lo quisieron", reflejó con marcada resignación Nancy Martínez, mamá de un pequeño con síndrome de Down y que denuncia por discriminación a las autoridades del colegio privado al cual concurre, en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

Una situación que se desencadenó cuando el niño comenzó el nivel primario, con diferentes intentos de los responsables del centro educativo por restringirle el horario de clases y hasta de derivarlo a una escuela especial. A pesar de que el menor continúa en el establecimiento cursando sus estudios, las demandas de la dirección escolar culminaron en un juzgado local y, en consecuencia, la familia del alumno decidió inscribirlo en una entidad de la provincia de Córdoba, dejando atrás su vida en Santa Cruz.


En la ciudad de Río Gallegos tiene lugar una particular y alarmante situación, que desembocó en una disputa judicial inédita en una institución educativa y la familia de un niño con síndrome de Down. El pequeño, llamado Khalil, cursa el primer grado, el cual repitió, según su mamá Nancy, por "una cuestión personal entre adultos que recae en el chico. Ellos dicen que es para nivelarlo, pero jamás lo van a nivelar con el resto por su condición. Además, está alfabetizado", le señaló la señora a "Crónica".

La mujer hace referencia a una serie de desacuerdos con el colegio Nuestra Señora de Fátima, al que concurre su hijo desde sala de 3 años, en el nivel inicial. Sin embargo, cuando inició el primer grado surgieron las dificultades, según el testimonio de Nancy Martínez.

En ese momento, "el maestro nos comunica que iba a tener una cursada reducida, porque lo veía más cansado que los demás. Pero nosotros nos opusimos, porque el nene es hiperactivo". Por lo tanto, posteriormente, "nos notifican que el nene debía seguir en una escuela especial porque le estábamos haciendo daño. Le propusimos que fuera a esa escuela en contraturno, pero nos respondieron que no", agregó Martínez.

En consecuencia, la entidad escolar realizó una demanda en la Defensoría del Menor local y finalmente debió intervenir el Juzgado del Menor y la Familia Nº 2. Las autoridades judiciales le reconocieron a los padres de Khalil que "la escuela no debía poner reparo alguno en que regrese al colegio".

No obstante, "los acosos siguen, porque nos mandan notas pidiéndonos que retiremos al nene antes. Pero como les dijimos que no, a mi hijo lo llevan a dirección media hora antes. Lo tienen sentado ahí hasta que termina la jornada", reveló Nancy.

Por estas razones, la familia decidió marcharse a la localidad cordobesa de Villa Carlos Paz, en donde se lleva a cabo un proyecto de hotel-escuela para chicos especiales y en el cual continuará sus estudios Khalil. No obstante, su mamá dejó en claro que "seguiremos el juicio, porque queremos que se asiente un precedente".



COMPARTIR:

Comentarios