INTERNACIONALES

20 de enero de 2017

El multimillonario Donad Trump juró a la Constitución de Estados Unidos y asumió la Presidencia

"Gracias al pueblo de mundo. Nosotros los ciudadanos de Estados Unidos, juntos vamos a determinar e rumbo de este país y el mundo". Esas fueron las primeras palabras del magnate Donald Trump que juró como 45 presidente de Estados Unidos. El republicano es sucesor de Barack Obama, tras vencer a Hillary Clinton en las elecciones que tuvieron lugar el pasado 8 de noviembre. En unos resultados que sorprendieron al mundo entero, Trump consiguió la victoria pese a no tener experiencia en gestión pública. La ceremonia cuenta con cientos de miles de asistentes, mientras en los alrededores tienen lugar protestas de organizaciones de derechos humanos que se oponen a la llegada del multimillonario al poder.

El presidente electo Donald Trump llegó al escenario con una actitud seria, una corbata roja y un traje oscuro. Lo acompaña el vicepresidente electo, Mike Pence.

Ante el acontecimiento político más importante del año, el mundo está en total incertidumbre por a asunción de este viernes en la Presidencia de los Estados Unidos.

Así sucede Luego de una feroz campaña electoral y reiterados discursos cargados de xenofobia y amenazas sobre la alteración del sistema económico neoliberal, llegó el turno de que reemplace a Barack Obama al frente de uno de los países más poderosos del mundo. "Todo comienza hoy", dijo el empresario en su cuenta oficial de Twitter, medio de comunicación preferido del presidente que eligió el pueblo estadounidense.

"¡Todo comienza hoy! Los veo a las 11 para la jura. ¡El movimiento continúa, el trabajo comienza!". Este es el primer tuit del día de Donald Trump , y quizá el único hasta que se suba al escenario especialmente montado en una de las afueras del Capitolio de Washington para jurar ante la Biblia y confirmarse así como el suceso de Barack Obama, como el 45° presidente de Estados Unidos .

El multimillonario republicano prestará juramento con la promesa de crear nuevos empleos y tornar a la primera potencia mundial más cerrada al libre comercio, a los inmigrantes y al resto del mundo, según publicó La Nación.

Cientos de personas hacían ya fila antes del amanecer en Washington ante los controles de seguridad para poder presenciar los actos de la investidura presidencial, mientras los pronósticos señalan altas probabilidades de lluvia durante la ceremonia.

En las calles de la capital de EE.UU. hay más movimiento del habitual, además de colectivos y coches policiales estacionados en las calles cortadas aledañas a la Casa Blanca y a la Avenida Pensilvania.

También abundan agentes de Policía y del Servicio Secreto, el cuerpo encargado de proteger al presidente estadounidense.

El metro de Washington, que da servicio a la capital y su área metropolitana, comenzó hoy a funcionar más temprano de lo normal, a las 4 hora local (9 GMT), aunque las estaciones cercanas al recorrido del desfile entre el Capitolio y la Casa Blanca permanecerán cerradas.

Unos 28.000 miembros de diferentes cuerpos de seguridad forman desde primera hora el masivo dispositivo que hizo de Washington un fortín con barricadas a lo largo de un extenso perímetro.

Se espera que unas 900.000 personas acudan a la capital estadounidense para presenciar los actos de investidura de Trump. Entre ellas, decenas de miles de manifestantes que esperan esta sea una de las investiduras presidenciales más conflictivas.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios