INTERNACIONALES  14 de noviembre de 2014

El petróleo con su valor más bajo en cuatro años

El precio del Brent profundizó el descenso que llevó al crudo a situarse por debajo de la barrera de los 80 dólares, hasta alcanzar niveles de hace cuatro años. Más allá de las causas, ¿quién gana y quién pierde con la baja de precios?

El precio del petróleo está en caída libre. El barril de crudo Brent, el de referencia en Europa, cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en 77,92 dólares, un 3,06 % menos que al término de la sesión anterior. El petróleo del mar del Norte acabó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un retroceso de 2,46 dólares respecto de la última negociación, cuando finalizó en 80,38 dólares.
El precio del Brent profundizó el descenso que llevó al crudo a situarse por debajo de la barrera de los 80 dólares, hasta alcanzar niveles de hace cuatro años. El exceso de oferta y la falta de medidas para restringir el suministro por parte de los países productores contribuyeron a la pronunciada rebaja del precio del petróleo. Pero más allá de las causas, ¿quién gana y quién pierde con la baja de precios?

Los que ganan

Aquellos países con gran dependencia energética serán los principales beneficiados de facturas más baratas.
Europa, la gran beneficiada. Europa es la que mayores importaciones de petróleo desde el exterior realizó en 2013: compró 9,3 millones de barriles al día y otros 3,3 millones de productos petrolíferos, según el informe anual World Energy 2014. Aunque es necesario tener en cuenta que los precios varían según los productos, la procedencia y los seguros sobre precios de combustible, una bajada de precios de cerca del 30% (del entorno de los 110 dólares a los 80 dólares por barril), se puede traducir en un ahorro conjunto medio de 370 millones de dólares en la materia prima.
Impulso para China e India. Ambos países importan más petróleo que toda Europa junta. China compra en el exterior 5,6 millones de barriles de crudo al día y 1,2 millones de otros productos petrolíferos. Sus exportaciones son mínimas. La India, por su parte, no exporta nada y se ve obligada a importar 3,8 millones de barriles de crudo al día.
¿Los conductores? Quizá en el futuro. El precio del crudo es solo una parte de lo que pagan por cada litro de nafta, ya que esta incluye el costo de refinado y transformación, así como un porcentaje de impuestos.

Los que pierden
Para los países exportadores de petróleo, una bajada de precios se traduce en una reducción de sus ingresos.
Los grandes exportadores. Los 11 países de la OPEP producen cerca del 40% del crudo del mundo. La inmensa mayoría va a la exportación y ahora será menos rentable. Rusia es otro de los grandes jugadores del mundo: produce más de 10 millones de barriles al día.
Los nuevos productores. Hay países, como Brasil, que se sumaron en los últimos años a la lista de exportadores o áreas como Vaca Muerta, en la Argentina, donde se multiplicaron los trabajos de extracción, pese a que los trabajos puedan ser más caros, porque el elevado precio de venta compensa. Si la bajada de precios se acelerara mucho, podría desincentivar las técnicas extractivas más caras.
Las empresas petroleras. Sus cuentas están unidas al precio internacional del crudo, el de refino y los hallazgos que realicen en el ejercicio. Si el precio continúa en baja, puede impactar en los resultados de Repsol, Cepsa o BP. (La Nación)

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios