Viernes 7 de Octubre de 2022

Hoy es Viernes 7 de Octubre de 2022 y son las 07:06 - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

INTERNACIONALES

3 de febrero de 2022

Tras la reunión con Vladimir Putin Alberto Fernández desde Rusia: "Necesitamos abrir otros puentes sin ser satélites de nadie"

El Presidente aseguró que buscará ampliar las relaciones económicas y políticas con distintos países, sin alineamientos y con la apuesta siempre por la multilateralidad. Cómo será la agenda en China.

El presidente Alberto Fernández ratificó este jueves desde Rusia que la Argentina apuesta a "no ser satélite de nadie" y sostuvo la necesidad de que el país "abra otros puentes", en el marco del multilateralismo por el que viene bregando en foros internacionales desde el inicio de su gestión. El jefe de Estado ya partió rumbo a China.

"La Argentina tiene una dependencia muy grande del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de Estados Unidos. Necesitamos abrir otros puentes, y apostar por el multilateralismo, sin ser satélites de nadie", enfatizó el mandatario en una entrevista con la agencia Télam y el diario La Nación en Moscú, tras el encuentro que mantuvo con su par ruso, Vladimir Putin, en el Kremlin.

En la entrevista, el Presidente ratificó y amplió lo que le dijo a Putin tanto en la ceremonia de recepción como en la reunión de trabajo y, en ese sentido, sostuvo que el Gobierno buscará ampliar las relaciones económicas y políticas con distintos países, sin alineamientos y apostando siempre por la multilateralidad.

 

 

Detalles de la reunión con Vladimir Putin

En cuanto al encuentro con Putin, Fernández destacó: "Hablamos varias veces por teléfono en estos años, pero de esa forma era una relación distante. Hoy, cara a cara, tuvimos muy buena sintonía".

Un tema central del encuentro en el Kremlin fue la cooperación entre ambos países en el marco de la pandemia de coronavirus y la provisión temprana de vacunas rusas Sputnik a la Argentina.

"Cuando trajimos la vacuna Sputnik a la Argentina, nos decían que era una vacuna comunista. Lo cierto es que Rusia nos ayudó cuando recién empezaban a producirse las vacunas y había escasez", aseguró Fernández en la entrevista con los dos únicos medios argentinos presentes en Moscú.

Luego de la breve presentación conjunta que realizaron esta mañana y de un almuerzo que combinó diferentes tipos de pescado con platos dulces, el presidente Fernández se reunió a solas con su par de la Federación Rusa, Vladimir Putin, durante aproximadamente tres horas en el palacio del Kremlin.

En la reunión hubo agradecimientos mutuos por la cooperación entre los dos países durante la pandemia: Rusia ofreció vacunas a la Argentina cuando había escasez en el mundo y la Argentina fue el primer país de América Latina en registrar la vacuna Sputnik V, lo que le abrió las puertas a la llegada a otros países de la región.

Durante el encuentro, hablaron de cooperación económica entre empresas rusas y argentinas en diferentes áreas, principalmente salud, transportes y energía. La conversación incluyó la posibilidad de futuros proyectos de inversiones en gas y petróleo, dos áreas de mucho interés para Rusia, y también en energías renovables, como la eólica.

En el sector de salud, la experiencia con la vacuna contra el coronavirus podría servir de modelo para que otros productos farmacológicos rusos puedan producirse en el país con tecnología argentina.

También conversaron sobre nuevos proyectos en el área de transportes, que podrían incluir inversiones para el tren Vaca Muerta – Bahía Blanca y la posible llegada al país de la empresa Kamaz, una compañía rusa dedicada a la fabricación de camiones que Fernández quiere que se instale, produzca y genere empleo en el país.

Rumbo a China

Tras la cumbre con el mandatario ruso, Fernández partió este jueves rumbo a Beijing, China, la segunda escala de su gira internacional, donde desarrollará una intensa agenda de trabajo que incluye la asistencia a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno y un encuentro con su par Xi Jinping.

Según se informó oficialmente, el Presidente partió a las 14.02 (hora argentina) desde Moscú a Beijing en el vuelo AR1090 de Aerolíneas Argentinas, junto a su comitiva, luego de la reunión bilateral que se desarrolló en el Kremlin.

El temprano apoyo de la Argentina a la organización china de los JJOO de Invierno le valió a Fernández una invitación especial para participar de la ceremonia inaugural que fue cursada por el propio presidente Xi Jinping. 

China es el primer socio comercial extra Mercosur, el segundo destino para las exportaciones agroindustriales argentinas y el primer inversor en energías renovables. Entre los múltiples puntos de contacto y de inversión del país asiático en la Argentina, el pasado martes se anunció la construcción de la central nuclear Atucha III que contará con una inversión de más de 8.300 millones de dólares.

Además, el gigante asiático es un socio muy relevante en materia comercial: es el segundo destino de las exportaciones, participando del 8 por ciento del total y, el principal origen de las importaciones, representado el 21 por ciento del total.

Los vínculos bilaterales también comprenden la presencia de cerca de 200.000 chinos que viven actualmente en el país, conformando la quinta comunidad inmigrante más grande detrás de la boliviana, paraguaya, peruana y chilena.

 

La agenda en China 

El mandatario argentino participará este viernes a las 15 (4 de la Argentina), de forma virtual, de la ceremonia en la que le será otorgado el título de Profesor Honoris Causa de la Universidad de Tsinghua.

Luego, a las 7.30 de la Argentina, visitará el Museo del Partido Comunista Chino, donde hará entrega de una ofrenda floral, realizará una recorrida guiada y firmará el libro de visitantes ilustres. A las 9 y junto al embajador en China, Sabino Vaca Narvaja, el Presidente presenciará la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno que se desarrollará desde mañana en el Estadio Nacional de Beijing, conocido como El Nido.

A las 22.30, Fernández visitará el Museo del Palacio, ubicado en la llamada Ciudad Prohibida, un complejo de casi mil edificios construido a principios del siglo XV y que hasta comienzos del siglo XX fue el centro político de China y la residencia de los emperadores.

Después, de acuerdo a la agenda, a tan solo 1.500 metros de allí, en la Plaza de Tiananmen, colocará una ofrenda floral en el mausoleo de Mao Zedong.

Más tarde, a la 1.15 del sábado en la Argentina, el Presidente será recibido en el Gran Salón del Pueblo, donde se ofrecerá un almuerzo en honor a las jefas y los jefes de Estado que concurran a la inauguración de los JJOO.

En tanto, a las 8.15 se reunirá con la delegación olímpica argentina en la villa de Zhangjakou y a las 21 tendrá un encuentro virtual con los representantes de las misiones diplomáticas de América Latina y el Caribe.

El encuentro entre Fernández y Xi se desarrollará el domingo, a las 0.40 de la Argentina (11.40 hora de China), en el Gran Salón del Pueblo. La actividad oficial en el país asiático finalizará ese mismo día con visitas al Centro Tecnológico Huawei y a la gran Gran Muralla de Mutianyu -a poco más de 70 kilómetros de Beijing-, previo a tomar un vuelo que llevará al jefe de Estado y su comitiva a Bridgetown, Barbados, en las Antillas menores, en el Mar Caribe.

El presidente Fernández viaja acompañado por el canciller Santiago Cafiero, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof, y de Catamarca, Raúl Jalil; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; la secretaria de Deportes, Inés Arrondo; el senador Adolfo Rodríguez Saá, el diputado Eduardo Valdés, la asesora presidencial Cecilia Nicolini, y el intendente de José C. Paz, Mario Ishii.

COMPARTIR:

Comentarios